Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

La estación de válvulas, donde ocurrió la rotura, no contaba con un plan de contingencia y sólo había un vigilante, que no estaba capacitado para controlar el derrame de cobre y tampoco funcionaron los métodos electrónicos de notificación.

09 de Agosto de 2012.-El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, reafirmó hoy el compromiso del Gobierno en garantizar la vigilancia ambiental en el país, en el marco de la relación con la nueva minería, y confirmó una sanción a la empresa Antamina por un derrame de concentrado en la región Áncash.

"Corresponde a las empresas y en este caso específico como Antamina, ser más diligente para que este tipo de situación no se vuelva a producir. El Estado será vigilante en evitar que estas situaciones se produzcan y será estricto en la aplicación de sanciones", señaló.

En declaraciones, dijo que cuando ocurre este tipo de contingencias las empresas tienen que adoptar las medidas correspondientes y no tratar de minimizar los hechos.

Concluyó que la empresa Antamina, ante la rotura de una tubería que transportaba concentrado de cobre en la localidad de Santa Rosa, altura del kilómetro 109 de la carretera Pativilca-Huaraz, distrito de Cajacay, provincia ancashina de Bolognesi, no actuó con la celeridad del caso para atender esta contingencia en la estación de válvulas VS-1 de la compañía.

Detalló que la estación de válvulas, donde ocurrió la rotura, no contaba con un plan de contingencia y sólo había un vigilante, que no estaba capacitado para controlar el derrame de cobre y tampoco funcionaron los métodos electrónicos de notificación.

"La afectación del suelo del derrame del concentrado se produjo porque la poza de contención no pudo soportar la cantidad de concentrado, es claro que no se han considerado las contingencias y las medidas de mitigación no son las adecuadas", subrayó.

Pulgar-Vidal indicó que diversos sectores gubernamentales actuaron de inmediato para atender la emergencia y se realizan los exámenes para determinar si la salud de la población ha sido afectada por el derrame de minerales en el lugar.

Explicó que la empresa tenía un plazo de 24 horas para informar este tipo de accidentes, pero esperó casi el vencimiento del tiempo cuando pudo hacerlo con anticipación y atender la emergencia de inmediato.

Ante esta situación, dijo que la propia población informó a las autoridades sobre la rotura de la tubería, e inclusive las personas expusieron su salud ante la presencia de metales dañinos y trataron de controlar el derrame.

"En consecuencia queda claro que la empresa ha incurrido en una serie de omisiones que pasan por no contar con un adecuado plan de contingencias y haber producido, con este derrame, una afectación al suelo, aire y eventualmente el agua", señaló.

Es claro que frente a las infracciones la empresa será multada, pese a que se haya limpiado el área donde se derramó el concentrado de cobre, ya que "hubo omisiones" por parte de la empresa.

Precisó que las sanciones que se pueden imponer ante las omisiones a la protección ambiente, tienen un límite de 600 Unidades Impositivas Tributarias (UIT), pero el ministro del Ambiente manifestó que las sanciones deben ser más altas.

Indicó que se evalúa establecer algún mecanismo para que en el futuro se apliquen, de manera disuasiva, hasta 10,000 UIT como pago de multas.

Terra
Portal Minero