Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La acción fue acogida por el 19º Juzgado Civil y busca evitar el cobro de boletas de garantía por US$ 25 millones.

27 de Agosto de 2012.- Compleja ha sido la experiencia de la empresa australiana Pacific Hydro y de su socia noruega SN Power que a través del joint venture Tinguiririca Energía, operan las centrales de pasada La Higuera y La Confluencia, ambas ubicadas en la VI región.

Varios son los frentes judiciales que se han abierto. El último de ellos, se dio hace algunos días cuando el 19° Juzgado Civil de Santiago acogió una medida precautoria presentada por la empresa constructora de La Confluencia, el consorcio Hochtief-Tecsa, para evitar el cobro de parte de Tinguiririca Energía de sus boletas de garantía por un valor de US$25 millones, al parecer por eventuales retrasos en la entrega de las obras.

Acción que se suma a la decisión de la Corte Suprema de acoger un recurso de protección presentado en contra de ambas compañías por la junta de vigilancia del río Tinguiririca, por el uso de sus aguas para la generación de las dos centrales de pasada. En fallo dividido, los ministros de la Tercera Sala del máximo tribunal Sergio Muñoz, Juan Araya, Sonia Araneda y los abogados integrantes Emilio Pfeffer y Alfredo Prieto, revocaron el fallo de la Corte de Apelaciones de Rancagua que había rechazado la acción cautelar.?

Proyectos complejos?

En 2008 el joint venture enfrentó una millonaria demanda de la empresa constructora Queiroz Galvao por el proyecto La Higuera, argumentando que la calidad de suelo en que se construyó la central era distinta a la indicada originalmente por la compañía mandante.

Meses después se sumó una nueva demanda de la misma empresa constructora, esta vez porque la compañía llevaba más de dos años de retraso en conseguir las servidumbres y permisos para construir la línea de alta tensión. Ambos conflictos terminaron con un acuerdo a fines del 2009.

Sin embargo, a mediados del año pasado se inició una nueva demanda por parte de Queiroz Galvao, porque, según la firma brasileña, una vez terminada la construcción de La Higuera, Pacific Hydro y SN Power cobraron las boletas de garantía por US$ 45 millones y, quedaron adeudando a la constructora aproximadamente US$ 40 millones por las obras de la central. Ese juicio aún está vigente y en manos de un panel arbitral presidido por el abogado Enrique Barros.

La Confluencia y La Higuera implicaron una inversión aproximada de US$ 600 millones y aportarán más de 310 MW al Sistema Interconectado Central (SIC). Además, de esas dos centrales la firma opera la central térmica Colmito, ubicada en la comuna de Con Con, V Región. Tiene una capacidad instalada de 57MW y su objetivo es respaldar la operación de La Higuera y La Confluencia.

DF
Portal Minero