Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Sobre toma de trabajadores de Vallenar que prestan servicios a Barrick

06 de Agosto de 2012.- Como una medida de presión que no permite mejorar el fondo del problema, calificó la Ministra del Trabajo, Evelyn Matthei la toma a la Iglesia de Vallenar, que realizaron este fin de semana los trabajadores agrupados en SINAMI (Sindicato nacional de trabajadores de montaje Industrial) para denunciar las malas condiciones laborales en las que prestan servicios a Barrick, en la Provincia de Huasco.

La autoridad nacional aseguró que se están realizando fuertes fiscalizaciones en las empresas de todo el país, para que se cumplan con los derechos de los trabajadores, por lo cual lamentó que los afectados no denunciaran a las autoridades competentes antes de adoptar medidas de presión. “En la medida que hayan problemas de seguridad nosotros vamos a intervenir. Es una pena que no nos hayan pedido a nosotros primero que fuéramos a fiscalizar porque no veo como una toma de iglesias vaya a mejorar las condiciones de seguridad”.

Matthei anunció una fuerte fiscalización a todas las empresas, no sólo del rubro minería, para que se cumplan las medidas de seguridad con que deben operar sus trabajadores, precisando que se clausurarán todas aquellas que no cumplan con la legislación laboral vigente.

“En el caso de los buses interurbanos han visto que hemos clausurado una empresa por 10 días y vamos a clausurar todas las empresas que sean necesarias. Nuestro país tiene que entender que la salud y la seguridad de los trabajadores tienen que ser una ocupación fundamental de cada empresa pero también de cada trabajador”, dijo la ministra.

Con respecto a la denuncia de los trabajadores de SINAMI, sobre que los empresarios preferirían pagar las multas, por sobre mejorar las condiciones laborales, la ministra señaló que “vamos a verificar si eso es así o no. Lo que si nosotros hemos visto en algunos casos, empresas que prefieren pagar las multas por eso hemos contratado una profesional destinada específicamente a la revisión de todas las multas de la Inspección del Trabajo porque en algunos casos son muy bajas y no puede ser que sea solución pagar la multa y que el problema subsista”.

Cabe recordar que los trabajadores agrupados en SINAMI (Sindicato nacional de trabajadores de montaje Industrial), habrían adoptado esta medida de precisión denunciando de las malas condiciones laborales, que según denunciaron no cumplirían con el mínimo necesario para poder desempeñar sus funciones.

El problema afectaría a unos 2000 trabajadores, quienes según denunciaron estarían trabajando en sectores donde se enfrentan a los 20º bajo cero (en 5.000 metros de altura) sin ropa ni zapatos suficientes, lo que provoca constantes enfermedades por hipotermia; los campamentos no cumplirían con las condiciones necesarias,

Los trabajadores involucrados no dependen directamente de Barrick, pues trabajan en empresas menores que solo prestan servicios.

Diario El Día
Portal Minero