Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

En la oportunidad, las visitas recorrieron la planta de filtros, el espesador de concentrado, el stockpile y la correa transportadora de mineral.

23 de Agosto de 2012.- Minera Esperanza abrió las puertas de su muelle de embarque de concentrado a la prensa regional, ubicado en la localidad de Michilla -comuna de Mejillones- dando cuenta de su operación y explicando el proceso productivo que se desarrolla en sus instalaciones, que tienen por resultado la exportación de concentrado de cobre, desde la Región de Antofagasta a los mercados internacionales.

La compañía, propiedad del Grupo Antofagasta Minerals en asociación con Marubeni Corporation, fue inaugurada en abril de 2011 y actualmente se encuentra en etapa de operación, encaminada a alcanzar su capacidad de diseño.

Esperanza fue diseñada contemplando importantes innovaciones, como son la utilización de agua de mar sin desalar y los relaves espesados a gran escala. Por tratarse de tecnologías pioneras en la industria, actualmente la compañía está abocada a optimizar la confiabilidad y el desempeño de su operación, proceso que fue explicado en detalle durante la visita por el gerente de Operaciones, Carlos Ahumada, quien destacó que la compañía alcanzó en el primer semestre de 2012, una producción cercana a las 69 mil toneladas de cobre pagable, demostrando así que la recuperación de cobre con agua de mar sin desalar es posible.

Una operación vinculada con su entorno

Durante la visita, los periodistas de medios regionales conocieron los proyectos de inversión social que está desarrollando Esperanza en sus localidades cercanas.

En este contexto, el gerente de Asuntos Externos, Cristian Puga, dio a conocer el avance de las iniciativas que actualmente está cursando la compañía con sus comunidades, destacando el proyecto de WiFi comunitario que se emplazará en la localidad de Sierra Gorda, además de la instalación de una planta desaladora en Michilla, que permitirá a cerca de 200 vecinos de este poblado contar con agua potable.

Por otra parte, el ejecutivo comentó que Esperanza está conformada por cerca de 1.000 trabajadores propios y 1.500 colaboradores, y como parte de sus principios de sustentabilidad la empresa ha privilegiado la capacitación y contratación de personas de la zona, ejemplo de ello el 60% de su dotación propia pertenece a la Región de Antofagasta. En esta misma senda, este año la compañía continuará promoviendo la inserción laboral de personas sin experiencia en minería, a través de un nuevo proceso de formación de aprendices, que le permitirá integrar a la octava generación de operadores mina capacitados por la empresa.

El Nortero
Portal Minero