Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Bolivia

22 de Agosto de 2012.- El gobernador de La Paz, César Cocarico, que se traslado ayer hasta Suches, frontera con Perú, junto a representantes de los ministerios de Gobierno y de Relaciones Exteriores y de la Policía para verificar las denuncias de los mineros de esa región, anoche desvirtuó a la embajadora de Perú y lamentó que no haya sido informada correctamente.

La embajadora peruana en Bolivia, Silvia Alfaro, negó ante el Gobierno que militares de su país hayan incursionado a territorio boliviano para llevarse maquinaria pesada de los mineros cooperativistas de Suches, población fronteriza con el vecino país, como denunciaron estos el lunes pasado.

Por la mañana, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que la diplomática le informó por teléfono que sí hubo una intervención contra la minería ilegal en el lado peruano de la frontera, pero rechazó las versiones de la supuesta incursión en zona boliviana.

Cocarico aseguró que hubo incursión irregular y que evidenciaron en el campamento minero Virgen de Copacabana, que se encuentra en territorio boliviano, signos de violencia y los excesos denunciados por los cooperativistas, como las placas bolivianas y parabrisas destrozados de la maquinaria pesada en el camino, entre el hito fronterizo 19 y el campamento, y que se encuentran ahora en almacenes de aduanas de Perú.

Los mineros ratificaron ayer en el lugar sus denuncias sobre la intromisión irregular de uniformados peruanos y el robo de maquinaria pesada, dinero y otros artículos, ante la comisión.

El Gobernador dijo que pedirán, con todas las evidencias recolectadas, que la Cancillería haga una representación ante Perú, exigiendo las aclaraciones y las sanciones por esta incursión irregular a territorio boliviano.

En la Cancillería, que al momento no se ha manifestado respecto a este incidente, hoy el titular de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, ofrecerá una conferencia de prensa para informar sobre este tema, después de la reunión de Gabinete.

"Nos señaló que más bien se estaría realizando explotación aurífera ilegal en un área correspondiente al territorio peruano, lo cual habría sido el motivo de la intervención policial militar fronteriza del Perú, pero que de ninguna manera habrían invadido territorio boliviano", agregó Romero, según la agencia estatal ABI.

Mineros de Suches denunciaron el lunes en La Paz que uniformados peruanos, policías y militares pasaron la frontera el viernes pasado y se llevaron camiones y tractores. Los afectados se manifestaron ante la Embajada peruana en La Paz, exigiendo la devolución de la maquinaria sustraída.

"Confiamos en que en el ambiente estrictamente diplomático se puedan esclarecer las controversias existentes sobre Suches", dijo el ministro Romero.

Cancillería “ausente” y descuidada

El excanciller Armando Loaiza y el excónsul Gustavo Aliaga coinciden en que la política exterior de Bolivia, tanto bilateral como multilateral, está “descuidada” y existe un debilitamiento en el relacionamiento con los países vecinos por los últimos problemas.

Aliaga dijo que Bolivia ha perdido el control estructural de sus relaciones no sólo con Perú, Argentina y Chile, sino también con Brasil y Paraguay, porque “no hay una cabeza visible (en la Cancillería) que responda adecuadamente y oportunamente sobre los problemas bilaterales que tenemos con los cinco países”.

Por su parte, Loaiza afirmó que se puede apreciar que existe un “debilitamiento” de la gestión vecinal porque “hay situaciones que están tensando las relaciones, y, paradójicamente, en la Cancillería hay una ausencia en la esfera vecinal y que se resume en una suerte de aislamiento, y también gestiones incompletas y fallidas”.

Aliaga sugirió que el presidente Evo Morales debe hacer un alto y volver a alinear toda la política exterior boliviana en función a los intereses del país. “La Cancillería no tiene la estructura de respuesta inmediata porque los problemas salen y se quedan flotando por un tiempo”, dijo.

Otra versión de lo sucedido

El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, dijo en Cochabamba que, una vez conocida la denuncia de efectivos del Comando Conjunto Andino, asentado en la zona, fueron a Suches a averiguar lo ocurrido y la información preliminar que recibió es que bolivianos propietarios de maquinaria pesada habían enviado esos equipos al lado peruano para su mantenimiento y reparación.

Agregó que los pobladores de Suches, informados de que iba a haber un operativo de la Policía peruana sobre la minería ilegal, fueron a recuperar su maquinaria y traerla a territorio boliviano, en esos momentos se produjo el operativo policial que procedió al decomiso de cinco retroescabadoras y tres volquetas, maquinaria que los cooperativistas están reclamando que se les devuelva.

“No hay constatación de que hubieran participado en el operativo militares peruanos, sino se trataría de policías, esa es la información con que se cuenta”, dijo, al anotar que ante este hecho se ha pedido, vía Cancillería, información a la Embajada de Perú en Bolivia, para conocer lo que ocurrió allá.

Los Tiempos
Portal Minero