Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Tiene un retraso de un año frente al anterior pronóstico (octubre 2011) de la Comisión Nacional de Energía, y de casi 4 en comparación con lo que la misma entidad proyectó en 2010.

08 de Agosto de 2012.- Las primeras proyecciones sobre la entrada de Hidroaysén al Sistema Interconectado Central señalaban que el complejo estaría operativo a comienzos de esta década.

Sin embargo, eso no ocurrió, y, en cambio, la fecha se ha ido postergando cada vez más, quedando ahora para 2021, de acuerdo con el último programa de obras recomendadas de la Comisión Nacional de Energía (CNE), que difundió ayer de manera pública el último reporte de precio de nudo, correspondiente a abril de este año.

El proyecto, liderado por Endesa y Colbún, está actualmente paralizado. Incluso, está suspendido el contrato principal entre Hidroaysén y el consorcio australiano de ingeniería GHD, que ha participado tanto en la socialización como en el diseño del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la línea de transmisión (el cual está prácticamente listo), situación que se relaciona, precisamente, con el momento de incertidumbre que hoy vive el proyecto.

Además, la firma llevó adelante una reestructuración respecto de su personal en terreno.

Según trascendió, gran parte de los trabajadores que prestaban servicios a la empresa en la región (particularmente en la capital, Coyhaique) fueron separados de la compañía.

Todo, luego de que Colbún decidiera solicitar la postergación definitiva de los estudios de la línea de transmisión, acusando serios problemas para su desarrollo.

MAYOR DEMANDA
Según el informe de la Comisión Nacional de Energía, para este año se estima un crecimiento de la demanda de energía en el Sistema Interconectado Central (SIC) de 6,5% respecto al año pasado.

A partir del año 2018, las estimaciones de demanda se moderan, proyectándose crecimientos anuales en torno al 5%, para terminar en 4,9% el año 2022.

Para los expertos, esta mayor demanda por energía pondrá en jaque al sistema hacia el año 2016, cuando se vivirá la época más ajustada debido a la falta de ingreso de nuevas centrales, principalmente termoeléctricas y de generación hídrica, ante la judicialización que han debido enfrentar muchas de ellas por la oposición de comunidades.

Pulso
Portal Minero