Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Son US$ 250 millones de deuda que lo tienen en aprietos. La SVS lo pone en la mira mientras las AFP cuestionan la estructura de sus sociedades cascadas.

14 de Agosto de 2012.- De que el mercado sospeche algo raro en la forma que opera el ex yerno del general Augusto Pinochet no es nuevo. Que se le vea sudar la gota gorda, eso es novedoso. Y quien lo incomoda es el superintendente de Valores y Seguros (SVS), Fernando Coloma. Hace meses que lo tiene en la mira y parece que finalmente Julio Ponce Lerou, el controlador de SQM, está complicado.

Las complicaciones vienen nuevamente de sus ya famosas “sociedades cascada”.

Anoche, la empresa Pampa Calichera informó a la SVS que una vez más le está pidiendo a los los tenedores de US$ 250 millones de sus bonos “modificar ciertos términos y condiciones de la misma, con el objetivo de flexibilizar o eliminar ciertas restricciones impuestas por la Sociedad”. A la vez, se incluirá una obligación relacionada con mantener acciones de SQM por US$ 100 millones, disponibles para ser prendadas.

En la solicitud original del 25 de julio Pampa Calichera ofreció pagar “US$ 10 por cada US$ 1.000 de capital de bonos a aquellos tenedores que aprueben las modificaciones en los términos establecidos”. Sin embargo, parece que eso no fue suficiente, porque en el hecho esencial de anoche Ponce Lerou les ofrece un 50% más.

Los bonos pagan un tasa de interés de 7,75% anual y los tenedores de bonos tienen hasta las 17:00 del 21 de agosto para aceptar los nuevos términos.

A fines de julio, las AFP tenían 0,1% de los papeles de Calichera.

Las sociedade cascada se están convirtiendo en un dolor de cabeza para Ponce Lerou. Hace dos semanas, durante las juntas de accionistas, las AFP y Moneda Asset decidieron apuntar contra ellas, solicitando a la SVS que investigue operaciones de los últimos tres años.

AFP Habitat rechazó los estados financieros de dos de las “cascadas”, Oro Blanco y Norte Grande, y cuestionó las operaciones que han efectuado ambas sociedades en los últimos tres años. Algo similar hizo la AFP Capital y la gestora de fondos, Moneda Asset. Esta semana se sumó Provida.

Las actas de las juntas de Oro Blanco y Norte Grande revelan que Pablo Echeverría, socio de Moneda, afirmó que en 2011 se realizaron operaciones que afectaron los intereses de Oro Blanco que involucraron ventas de acciones de Calichera a un valor 10% menor al precio del mercado. Según Echeverría, los compradores de esas acciones, 10% más baratas, fueron SQ y Norte Grande, ambas controladoras de Oro Blanco. Siete meses después, la operación se repite, pero la vendedora es Potasios, y las compradoras son las mismas, SQ y Norte Grande.

“(…) Los precios declarados para esas operaciones son erróneos, pues no coinciden con la información de la Bolsa de Comercio de Santiago (…)”. Además, “las operaciones en cuestión que pueden asimilarse a una triangulación, le generó una utilidad aproximada de US$ 80 millones a Inversiones SQ, y aproximadamente US$ 28 millones a Norte Grande”.

Ya en abril de este año Ponce Lerou sufrió su mayor tropiezo tras 22 años de sociedades cascada luego que la la SVS suspendiera las acciones de Norte Grande, Oro Blanco, Calichera y Potasios y lo obligara a corregir sus estados financieros y revertir US$ 235 millones de utilidades en las sociedades a través de las cuales controla SQM.

El Mostrador
Portal Minero