Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El gerente general de Minera Can–Can, Juan Carlos Ayala, detalló que el plan de Negocios de Empresas Copec para este año proyecta ventas por US$40 millones en el negocio minero.

13 de Agosto de 2012.- —¿Cuál es la evolución de las inversiones en minería del grupo?

—Entre 2011 y 2013 pensamos que se invertirían cerca de US$200 millones en minería, pero ahora esa cifra ha ido creciendo. Al 2015 la inversión rondará los US$1.000 millones en minería para Empresas Copec, incluyendo el área no metálica como el carbón y la metálica que se relaciona con Compañía Minera Can-Can. A la cabeza, estarían los proyectos de Isla Riesco, que llega a los US$500 millones, y Diego de Almagro, que puede alcanzar un poco más.
—¿Qué análisis realiza del primer semestre en Minera Can-Can?
—Estamos en un pleno desarrollo, basado en la incorporación de las faenas de El Bronce en Petorca, y con nuestro proyecto Diego de Almagro, sumado a las actividades que tenemos en la planta de lixiviación en Copiapó, y una campaña de sondaje que tenemos en marcha en Choquelimpie (XV Región). Tratamos de consolidar la minería metálica en el entorno de Empresas Copec. Este año podríamos llegar a US$40 millones en ventas, y producir con El Bronce y la planta de lixiviación de Copiapó unas 25.000 onzas de oro.
—¿Qué cambios ha hecho el grupo para fortalecer su negocio minero?
—Por la diversificación que estamos teniendo en la minería, el Grupo Angelini, a través de Empresas Copec, decidió crear el holding Minera Camino Nevado, que tiene un área ligada al carbón, que es el proyecto Isla Riesco y, por otro lado, tiene el área de la minería metálica, en la que se ubica la Compañía Minera Can-Can que, a su vez, llevó adelante una reorganización corporativa con cuatro filiales.
—¿Cuál es el avance del proyecto Diego de Almagro?
—Está en su etapa final de pre-factibilidad, y esto lo estamos terminando a fines de mes. También estamos en la etapa final de desarrollo del Estudio de Impacto Ambiental, el que presentaremos a comienzos de septiembre. El proyecto en costos está en torno a los US$500 millones, una inversión bastante grande y la mayor de Can-Can, y esto es 100% de Empresas Copec.
—¿Cuáles son las mayores complejidades que enfrentan para el desarrollo minero?
—Diego de Almagro está en la punta del denominado SIC, y es uno de los puntos de conexión que ofrece una mayor estrechez debido a las restricciones que se producen en el sistema de transmisión, pero ese es un problema que tenemos que resolver. Obviamente, todos los estudios conocidos indican que el sistema eléctrico está en una situación bastante ajustada, y también ha habido retraso en algunos proyectos de generación que han llevado a que los costos del sistema en general estén muy altos. Un costo razonable de energía debe estar entre US$80 y US$100 por cada Mw/h, pero hoy ese precio está al doble y más. Eso, por cierto, es un factor delicado para el desarrollo de cualquier proyecto.

Estrategia
Portal Minero