Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

Desde el 2007 hasta el 2011, el sector atrajo US$1.829 billones una cifra considerablemente alta cuando se observa como durante 1998 y 2002 solo US$173 millones fueron invertidos en este sector. 

01 de Agosto de 2012.- En los últimos años el auge del sector minero ha llevado a la provincia de Columbia británica en Canadá, y especialmente a Vancouver, su ciudad más grande, a ser uno de los centros de exploración minera más destacados, que vende su conocimiento de esta industria al mundo. A pesar de la crisis económica del 2008 y las actuales preocupaciones sobre la deuda europea, muchos inversionistas se han aventurado a explorar los recursos minerales y metales de esta hermosa provincia.

Desde el 2007 hasta el 2011, el sector atrajo US$1.829 billones una cifra considerablemente alta cuando se observa como durante 1998 y 2002 solo US$173 millones fueron invertidos en este sector. Sin embargo; lo que no se puede negar es la fuerte tradición minera de Canadá, que desde hace más de 100 años ha construido, en parte, su prosperidad económica sobre esta industria. Canadá es reconocido en todo el mundo por su abundancia en reservas de carbón, petróleo y gas y en las reservas minerales como oro, plata, diamantes, uranio, potasio, entre otros. El país es hogar de importantes casas matrices de la industria minera que cotizan en bolsa, más del 50% de las empresas mineras del mundo, de acuerdo al TMX, grupo dueño de la bolsa de valores de Toronto (TSX). Y es que para entender un poco sobre la bolsa de valores canadiense, es importante aclarar la segmentación actual, de acuerdo al tipo de empresas que se lista en bolsa.

El TSX- Toronto Stock Exchange - es un mercado para el comercio de las empresas de gran capitalización. En esta bolsa se listan empresas establecidas que pagan dividendos y que han estado operando durante décadas. Y se encuentra el TSXV - Toronto Stock Exchange Venture- donde se encuentran pequeñas compañías que aún no califican en el TSX pero tienen un gran potencial de crecimiento. En el TSXV las empresas pueden conseguir recursos sin tener que irse a una oferta pública a través del programa “Capital Pool Company”. Este programa es un vehículo ofrecido exclusivamente en este mercado a un grupo de inversionistas que reúnen o US$100.000 ó el 5% de los fondos recogidos, cualquiera que sea el mayor de esos valores. Forman una empresa y se preparan para ser listados en bolsa. Se les da de plazo dos años para identificar un negocio apropiado, documentarlo y presentarlo al TSXV con el fin de cumplir con los requisitos mínimos exigidos. Este proceso beneficia a los inversores que no tendrán que pensar en la logística de una oferta pública y no tendrán que preocuparse por un garante que cubra los riesgos inherentes a estas ofertas.

Algunas empresas pasan de una bolsa a otra, en los últimos años alrededor de 450 compañías se han movido al TSX. El tiempo que tarda una empresa en ser promovida de la bolsa de emprendimiento (TSXV) a TSX depende de la capacidad de crecimiento que tenga y de la decisión de la empresa.

El valor de mercado de estas bolsas ha crecido mucho. En la última década, el 80% de las financiaciones de capital del sector minero fueron operadas a través de estas dos bolsas. La mitad del dinero transado allí se queda en Canadá, la otra mitad apoya proyectos en Estados Unidos, México y Suramérica. Este dinero apoya empresas dedicadas a la exploración, desarrollo de proyectos y construcción de minas, entre otros.

Las facilidades que ofrece este país para la inscripción en sus plazas bursátiles y su buena infraestructura son una oportunidad para que empresas latinoamericanas se abran camino en otros mercados.

La Razón
Portal Minero