Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

Mirada al futuro. Son ocho proyectos que ultiman detalles para iniciar operaciones. De concretar su EIA y la ansiada licencia social, el Perú duplicaría la producción de cobre. La inversión asciende a más de 16 mil millones de dólares. El 79% de esa cartera millonaria se encuentra en la zona sur del país.

31 de Agosto de 2012.- Conga no ha paralizado la minería en el país. Mientras el foco de atención se ha centrado en Cajamarca a la espera de un desenlace, otros proyectos mineros avanzan silenciosamente. Algunos esperan la aprobación de sus Estudios de Impacto Ambiental (EIA). Otros cuajan la licencia social, la luz verde de las comunidades adyacentes al yacimiento para iniciar la operación minera.

La información la dio a conocer Elmer Cuba, socio director de la consultora Macroconsult, en un evento sobre minería en Arequipa.

Citó al proyecto Toromocho de la empresa Chinalco Perú S. A., que pretende explotar cobre en Yauli, departamento de Junín. La mina ha reubicado a la comunidad de Morococha. Chinalco ha invertido US$ 50 millones en el traslado del pueblo en donde se explotará el mineral. Construirán 1.450 viviendas, escuelas, edificios municipales y centros recreacionales. Con algunas protestas marginales, el traslado se lleva en buenos términos. Cuba precisa que la mayoría de pobladores coincide en que la minería les significará más ingresos y nuevos empleos.

Según el abogado ambientalista Jesús Gómez, estos proyectos no están supeditados a Conga."Ellos cumplieron las normas y llegaron a buenos entendimientos con los habitantes de las zonas de influencia", dijo.

En Moquegua, Quellaveco, también fue catalogado como otro ejemplo de consenso entre sociedad civil, empresa y Estado. La compañía Anglo American, que explotará a tajo abierto 225 mil toneladas al año de cobre en Torata, se comprometió a entregar mil millones de soles para obras que garanticen el abastecimiento de agua. Quellaveco debe empezar a operar el 2016. La construcción de la mina le demandará cuatro años.

Anglo American solo tiene que saltar una valla más: la provincia arequipeña de Islay. Los agricultores temen que la mina los deje sin agua. Aunque funcionarios de la compañía garantizaron la entrega de 10 millones de metros cúbicos al año.

La segunda etapa de Cerro Verde en Arequipa también avanzó sin mucho aspaviento. Incrementará la producción de cobre en 272 mil toneladas métricas al año. La compañía levantó las observaciones hechas al Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Ahora espera la decisión final del Ministerio de Energía y Minas (MEM). La segunda etapa demandará un metro cúbico de agua. La mina construirá una planta de tratamiento para descontaminar el río Chili, la principal fuente de la Ciudad Blanca. Tratará las aguas negras y destinará esa dotación a sus operaciones.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Xstrata Tintaya tenía planeado iniciar sus operaciones en enero del próximo año para explotar 160 mil toneladas de cobre, pero la provincia de Espinar, en donde opera la minera, ha exigido el 30% de las utilidades mineras y denuncia una presunta contaminación. En mayo pasado, estalló un conflicto social por esas demandas. Hay una mesa de diálogo en marcha que ordenó un monitoreo para comprobar si efectivamente hay daño ambiental de Tintaya, la mina que opera Xstrata, y está a punto de cerrarse.

Toromocho, Las Bambas, Antapaccay y Constancia operarían hacia finales de 2013 o inicios del 2014. Pucamarca producirá oro en el primer tramo del 2013.

Otros proyectos con EIA aprobado son Invicta y Mallay en Lima, Marcobre en Ica y Breapampa en Ayacucho.

Y en la cola se ubican los cuatro proyectos de ampliación de Southern Perú en Moquegua y Tacna. Tía María en Arequipa es un nuevo yacimiento de Southern a la que le falta el EIA y por supuesto la licencia social.

El 79% en el sur

Los ocho proyectos encaminados tienen una inversión de US$ 16,884 millones. El 79% de estos se ubica en el sur del país entre Cusco, Apurímac, Tacna, Moquegua.

Con esta cartera encaminada en los próximos cinco años, la producción de cobre se duplicaría. El Perú coloca al año 1.2 millones de toneladas métricas (Tm), al igual que China y Estados Unidos. Chile está a la cabeza, produce 4.5 millones de Tm.

Elmer Cuba indicó que los nuevos proyectos y la mayor producción es la mejor forma de evitar el impacto del precio de los metales. Las mineras pagarán menos impuestos y para el 2013 el canon disminuirá hasta en 50%. Con más producción se aliviaría la disminución de la renta.

La cartera de los próximos 10 años a nivel nacional es de US$ 53 mil millones. Sin embargo, en algunos casos son proyectos que se anuncian hace ocho años y aún no cuajan.

Enseñanza de conga

Los conflictos sociales se han convertido en un dolor de cabeza para el avance de los proyectos mineros. José Luis López, de Diálogo Minero, señaló que lo ocurrido en Cajamarca contra Conga no fue en vano.

"Fueron lamentables las pérdidas de vidas humanas. No deberían darse en ninguna circunstancia". Comentó, sin embargo, que Conga obliga a replantear las relaciones entre comunidades, mineras y Estado.

López afirmó que se requiere un mayor liderazgo del Ministerio del Ambiente. Los EIA son aprobados por Energía y Minas, ministerio que promueve la inversión y también la fiscaliza. En el Ministerio del Ambiente se creó un organismo que revisará y aprobará los EIA. Eso en el papel eliminaría la duplicidad de funciones.

También demanda más protagonismo de los gobiernos regionales que no tienen competencia sobre gran minería, a pesar que los yacimientos se ubican en sus jurisdicciones. De igual forma, reclama una Autoridad Nacional del Agua (ANA) más empoderada. Los conflictos estallaron por la disputa del agua. Se planteó la disyuntiva agro sí, minas no. Aunque ambas actividades podrían ser complementarias. ß

Los sueldos de los trabajadores son mayores en zonas con minería

La Consultora Macroconsult realizó una investigación en distritos muy similares a fin de advertir cuáles son los niveles de ingreso en las jurisdicciones con actividad minera y en aquellas donde no hay actividad extractiva.

Cuba dijo que se tomó los resultados obtenidos del Censo del 2007.

El ingreso promedio per cápita en un distrito con minería es de 908 soles, mientras de una persona en un lugar donde no hay esta actividad es de 586 soles.

Incluso la investigación de Macroconsult dividió los ingresos por quintiles para dividir escalas de ingresos económicos. Así los sueldos varían de más a menos en cinco grupos.

Mientras los que más ganan en un distrito con minería perciben cada mes S/. 2,497, en un distrito sin esta actividad en este mismo nivel, el ingreso es de S/. 1,424.

En el último quintil, el ingreso con minería asciende a S/. 190 y sin minería a S/. 177.

El especialista advirtió que no se consideró los ingresos de las personas que trabajan directamente en el proyecto, sino de los vecinos de la zona. "Cuando se inicia un proyecto, se genera una dinámica económica mayor, hay demanda de servicios. Entonces, hay mayor movimiento económico”.

Incluso comentó que una vez que un proyecto minero comienza a operar, el acceso a los servicios básicos como el agua potable y la energía mejoran. Lo mismo ocurre con los sistemas de comunicación. "También hay progreso en la asistencia de los niños a las escuelas y los indicadores de desnutrición ceden, porque hay más dinero”.

La República
Portal Minero