Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Bolivia

La planta semi industrial cuenta con 21 piscinas de evaporación para rescatar el mineral ligero, que se emplea, principalmente, en la elaboración de fertilizante.

10 de Agosto de 2012.- Con la apertura de una planta semi industrial en el Salar de Uyuni (Potosí) para la producción de cloruro de potasio, el Gobierno hizo su apuesta ayer por la generación de fertilizantes para el mercado nacional con la posibilidad de exportarlo “en un futuro próximo”.

Así lo confirmó ayer el presidente Evo Morales durante la ceremonia inaugural de la planta, que demandó un costo de 18 millones de dólares.

El mandatario comprometió, además, la conclusión de la planta de carbonato de litio para fin de año. "Es el inicio del proceso de industrialización de los recursos evaporíticos en Bolivia”, dijo.

El gerente de la Dirección de Recursos Evaporíticos de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Alberto Echazú, explicó en el acto oficial de ayer que la erección de la planta demoró cuatro años, tomando en cuenta que en los dos primeros se trabajó en la investigación del procedimiento propio a desarrollar y posteriormente recién se comenzó con las tareas de construcción de la planta. "Este es el primer paso de muchos otros que vienen, es ambicioso el programa de industrialización que dará muchos ingresos a la patria", mencionó.

Adelantó que en los siguientes 80 ó 90 días se entregará la planta de Llipi, donde funcionará la planta piloto de carbonato de litio.

La planta semi industrial cuenta con 21 piscinas de evaporación para rescatar el mineral ligero, que se emplea, principalmente, en la elaboración de fertilizante.

Actualmente, según reporta la agencia ABI, países como Brasil y Venezuela importan el cloruro de potasio desde Rusia para fertilizar la tierra y mejorar su producción agrícola.

La Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos de Comibol, informó, según un boletín de prensa del Ministerio de Comunicación, que inicialmente la producción de cloruro de potasio que se realizará en esta planta semi industrial servirá para abastecer la demanda nacional y posteriormente se trabajará en la producción para su exportación.

"Es un producto con elevado requerimiento en el exterior y con buenos precios internacionales por tonelada que pueden ser más competitivos", dice parte del boletín.

La nueva planta tiene capacidad para producir 1.000 toneladas métricas mensuales de cloruro de potasio, aunque inicialmente arrancará con la producción de 200 toneladas mes.

Recursos propios

Morales destacó que la inversión para la construcción de la planta corresponda a recursos propios y no a créditos extranjeros, como también que hayan sido bolivianos quienes dieron forma a la industria con un procedimiento adecuado a la salmuera de Uyuni.

Recordó que los recursos evaporíticos se encontraban en manos extranjeras, como es el caso de la empresa chilena Quiborax, que, a través de su filial Non Metalic, tenía la concesión de explotación de ulexita en Uyuni.

Sin embargo, luego de instaurar una política de recuperación de los recursos naturales, la compañía dejó el país, aunque también se iniciaron procesos legales contra el Estado.

"Aunque tenemos una demanda, Uyuni y Coipasa es para los bolivianos, es política nacional de cómo recuperar los recursos naturales", dijo.

Según dijo el Mandatario, es muy complejo desarrollar la parte científica, pues incluso las naciones, conocedoras de esta dificultad, se niegan a transferir conocimientos, por ello es necesario formar recursos humanos nacionales.

La inauguración estaba programada para el pasado viernes, pero por problemas climáticos se llevó adelante ayer jueves.

Evo pide a campesinos no entorpecer los trabajos

El presidente Evo Morales dijo ayer que la sindicalización de los más de 200 funcionarios y trabajadores de las plantas de cloruro de potasio y, en breve tiempo más, de la de carbonato de litio, paralizará los avances significativos logrados en la fase de industrialización del Salar de Uyuni.

El Jefe de Estado prohibió usar su nombre a los dirigentes campesinos de Potosí para presionar en el cambio de personal ejecutivo y jerárquico de la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos, dependiente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol).

"Es importante cuidar los derechos de los trabajadores, pero algunos hermanos usando mi nombre quieren sindicalizar para paralizar nuestras actividades", dijo, según ANF.

Morales dijo que es partidario del control social por parte de los movimientos indígena-originarios, pero recordó que en el ámbito científico la mayoría de la población es analfabeta en ese ámbito, incluidos los dirigentes campesinos, por lo que pidió no entorpecer este proceso de industrialización.

 

DATOS

• La construcción de la planta semi industrial estuvo a cargo de técnicos bolivianos y de la Comibol, aunque algunos equipos fueron adquiridos del exterior.

• El costo de la planta es de 18 millones de dólares, desembolsados por el Tesoro General de la Nación (TGN).

• Parte de estos recursos fueron empleados también en la construcción de la planta de carbonato de litio, comprometida para fin de año.

• La construcción demandó cuatro años, dos de éstos destinados a los estudios.

• La capacidad de la planta de cloruro de potasio es de 1.000 toneladas métricas por mes, aunque, inicialmente, se trabajará sólo con 200.

Los Tiempos
Portal Minero