Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Empresa explicó que son movimientos de custodia de intermediarios y no compra y venta de acciones.

30 de Agosto de 2012. Después de que la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) solicitara revisar y corregir una serie de transacciones de acciones entre partes relacionadas, informadas por las sociedades cascadas controladas por Julio Ponce, Oro Blanco respondió al controlador que dichas operaciones -que suman un monto superior a los $ 15.533 millones- corresponden sólo a cambios de custodia y no a compra y venta de papeles, como se había informado en un comienzo.

Según el oficio inicial, el regulador planteó que “al comparar lo remitido por la sociedad con las unidades totales transadas para el mismo período informado por las tres bolsas de valores del país, resulta que lo notificado por su representada supera en algo más de 26% al total señalado por las bolsas”.

En su respuesta, Oro Blanco explicó que la diferencias señaladas por las operaciones de compra y venta emitidas por la sociedad y efectuadas por Norte Grande, “se originaría en la recepción en el registro de accionistas de la compañía, de traspasos remitidos para su inscripción por corredores de bolsa” y que “importan movimientos sólo en la custodia de esos intermediarios”.

Agrega que “al momento de ser recibidos dichos traspasos, éstos carecían de un timbre u otra señal que advirtiera que se trataba de traspaso de custodia”. ?La sociedad dijo que corrigió la información entregada al módulo SEIL, de modo de “reflejar que el número total de acciones emitidas por Sociedad de Inversiones Oro Blanco y transadas por Norte Grande en el periodo precitado, es de 649.007.329”.

?

La posición de las AFP?

Hace un mes las AFP comenzaron una arremetida conjunta en contra de las sociedades cascada controladoras de Soquimich, en la que solicitaron a la SVS investigar sus operaciones de transacción de acciones de los últimos tres años.

Para el gerente general de AFP Provida, Ricardo Rodríguez, ha habido una declaración muy relevante por parte de Moneda, en la última junta de accionistas de Oro Blanco, en la que denunció una serie de transacciones que aparentemente “generarían perjuicio a varios de los accionistas, y hemos solicitado que la SVS, que es la que tiene capacidad para investigar, lo haga y nos diga si eso es así”.

Respecto a un eventual perjuicio monetario que podrían tener las operaciones para Provida, y que Moneda habría cifrado en US$ 500 millones, el ejecutivo aseguró que “no tenemos información para cuantificar los impactos que supondrían estas transacciones”.

Ante eventuales procesos judiciales que puedan derivar de la indagatoria del regulador, Rodríguez dijo que en el caso de comprobarse la existencia de perjuicios “vamos a actuar como siempre lo hemos hecho en este tipo de situaciones”.

Fuente
DF