Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Economistas, ex reguladores y parlamentarios ven espacio en el país para avanzar hacia un escenario donde se eviten capítulos como el actual.

10 de Agosto de 2012.- Varias han sido las voces que han cuestionado la forma y los términos en que el controlador de Enersis propuso el aumento de capital para dicha sociedad, pasando a llevar, aparentemente, la visión y posición de los accionistas minoritarios. Y la polémica no se ha detenido allí. Como ha sucedido en otras ocasiones, una serie de expertos han comenzado a identificar los puntos críticos del conflicto y, en esa línea, la necesidad de ciertos ajustes en la Ley de Sociedades Anónimas para evitar futuros problemas.

Uno de los principales aspectos apunta a la distinta interpretación del marco normativo, en especial en relación a operaciones entre partes relacionadas y el hecho de que ellas contemplen traspaso de activos. 

Sobre esta materia, el director ejecutivo de Econsult, José Ramón Valente, dice que la solución es homologar los criterios y así evitar dobles lecturas. “Parece natural investigar si las exigencias que tiene una empresa cuando realiza un aporte de capital en especies, deben ser homologadas o no a cuando una empresa se fusiona o hace una transacción relacionada”, dice.

Para el economista “ahí hay un punto que debe ser estudiado y ver si la legislación debe ser homogeneizada, de tal manera que no parezca que de un lado dice una cosa, y por otra pareciera decir otra”.

Similar postura tiene el director del centro de gobierno corporativo de la Universidad Católica, Luis Hernán Paul, quien asegura que el cambio legislativo es “necesario” para llenar el “vacío” que produjo la doble interpretación de la Ley. 

“La discusión legal que se ha producido demuestra que el punto no es claro. La Superintendencia tiene una postura, pero hay muchos abogados que han manifestado que el tema es distinto. Ante esa incertidumbre es conveniente hacer un cambio para suplir esa falencia”, argumenta.

Dicho esto, el experto destaca que en ocasiones en que la “naturaleza misma” de la operación sea entre partes relacionadas, debe tratarse como tal. “Esto -añade- se da en casos de aumento de capital cuando el controlador efectúa su aporte en especies. Por lo tanto, coincido con homologar en casos como el planteado ambos tratamientos”.

Rol de directores?

Un tema igual de controversial ha sido la actuación de los directores, a quienes algunos critican por faltar a su deber de diligencia.

El ex ministro de Economía, Carlos Ominami, apunta a cambios que redunden en mayores sanciones a los directores que fallen en su deber de diligencia, argumentando que “con toda seguridad, mayores multas harán que la legislación sea claramente disuasiva respecto de comportamientos inadecuados”.

“La ley es clarísima en que les compete defender los intereses del conjunto de accionistas y no sólo de sus representados. Los directores nombrados por el controlador no han estado a la altura del deber que tienen”, sostiene.

Parte de un grupo de parlamentarios que ya comenzaron a trabajar en una propuesta para resguardar los derechos de los minoritarios, el senador DC, Jorge Pizarro, apunta a avanzar en un mejor establecimiento de las responsabilidades y deberes de los directores. “Este caso va a llevar a un debate más complejo de cómo nuestra legislación prevé estas situaciones y logra que el funcionamiento de las sociedades anónimas y la responsabilidad de los directores sean mucho mejor establecidas, asuman la responsabilidad de las decisiones que adoptan y que lo hagan acorde a la ley”.

Pero también hay notas de cautela. El ex presidente de Endesa Chile, Mario Valcarce, señala que no sería correcto llegar a un “exceso de regulación” en base al caso particular de Enersis, apuntando a que la legislación actual es “en general la adecuada”. Más bien, pone el foco en modificaciones que apunten hacia un mayor equilibrio en la votación del presupuesto del comité de directores, ya que su partida es votada por la junta de accionistas, donde el controlador tiene un peso decisivo. 

Conflictos de interés?

Otro punto en la palestra han sido los conflictos de interés, dada la presencia de directores de Enersis en el mesa de la Bolsa de Comercio, por ejemplo.

Para Paul, dado el tamaño y la naturaleza del mercado chileno, éste no es un tema “simple,” pero “hay que evaluarlo”. Esto, debido a que “las bolsas chilenas, a diferencia de las de otras partes del mundo, no cumplen un rol regulador. Son más bien instancias donde se producen las transacciones de títulos. En ese contexto, el tema no es tan claro como lo sería en las bolsas americanas, donde sí cumplen un rol regulador. Aquí lo que importa es que las condiciones bajo las cuales se transan las acciones sean adecuadas o no”.

El experto aclara que el tópico requiere un análisis “más profundo” y no se pueden tomar decisiones “de inmediato para finalmente ver si ese conflicto de interés es tan fuerte como para prohibirlo o, bien, hay formas de manejarlo”.

Bajo su óptica, se trata de un tema que requiere más “análisis y precisión”.

Tasación de activos?

La manera en que se valoraron los activos de Enersis también ha estado en el ojo del huracán debido al cuestionamiento sobre su independencia y sobre el rol de los directores en pedir una segunda opinión sobre la tasación.

Para el ex superintendente de Valores y Seguros, Álvaro Clarke, una reformulación del proceso de tasación “es el marco conceptual sobre el cual podría perfeccionarse” la regulación vigente.

“El proceso mediante el cual se transfieran bienes a una sociedad por una entidad relacionada tiene que ser bien construido, debe contar con mucha información y aquí son relevantes los peritajes. Ese proceso debe despejar el principal conflicto de interés, que es que el aportante de activos no sea el que fije o tenga influencia decisiva en el valor que se le va a entregar a ese activo”, argumenta.

DF
Portal Minero