Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Argentina

Es la materia prima para baterías de celulares, notebooks y otros productos electrónicos. Además, será fundamental en los autos híbridos y eléctricos. La Argentina es el segundo productor mundial.

06 de Agosto de 2012.- Aunque se encuentra en los salares desde siempre, el litio, un mineral muy liviano y capaz de retener gran cantidad de energía, cobró relevancia en los últimos años gracias al desarrollo de los dispositivos portátiles y autos híbridos. Y la Argentina es uno de los pocos países que tiene este recurso estratégico, llamado a ser un gran actor de la energía del siglo XXI, en un mundo que busca alternativas más limpias y económicas que los combustibles fósiles.

El crecimiento de las industrias informática, electrónica y de la telefonía celular pusierono al país en el radar de los inversores globales, atraídos por las grandes reservas de litio que hay en Catamarca, Jujuy y Salta, norte de Chile y Bolivia.

En los salares de esa región se concentra el 83% de las reservas mundiales de litio. Un informe de la consultora Deloitte destaca que hoy la Argentina “es el país con mayor inversión en el mundo para la búsqueda de litio y el segundo productor mundial –detrás de Chile–, superando las 7.000 toneladas anuales”.

El litio se utiliza para fabricar baterías recargables para notebooks, cámaras de fotos, videograbadoras y celulares. Pero el mayor interés de los inversores surge por la demanda de baterías de litio para la poderosa industria automotriz, en especial japonesa, la que más avanzó en el diseño de autos híbridos (combinan combustibles con propulsión eléctrica).

Si bien aún es una tecnología cara –una batería de litio para autos ronda los US$20.000– estos proyectos se tornan económicamente viables en un escenario en el que el precio del crudo está hace años por encima de los 80 US$/barril. Esto ya disparó los precios del mineral. Mientras en 2004 la tonelada de carbonato de litio costaba US$2.500, hoy trepa a los US$6.000.

En la Argentina, desde hace dos décadas Minera del Altiplano, subsidiaria de la estadounidense FMC Corporation, produce carbonato de litio en el Salar del Hombre Muerto (Catamarca), y ya tiene el 12% del volumen de producción a nivel mundial. Por ahora es la única que está en producción pero hay varios proyectos en desarrollo. Los más avanzados empezarán a producir en 2013 (Olaroz) y 2014 (Caucharí).

Daniel Chávez Díaz., presidente de Minera del Altiplano, sostiene que el país “tiene excelentes recursos para ser proveedor de litio”, lo que explica que “de alrededor de 60 prospectos (exploración) de litio en el mundo, 16 se encuentren en Argentina”. Asegura que “la demanda proyectada pasa esencialmente por la potencialidad de la penetración de los vehículos eléctricos en el mundo”, y esto por dos razones: “su amigabilidad con el medioambiente y la sustitución de combustibles fósiles”. En los últimos años la firma invirtió $210 millones y prevé otros $45 millones para completar la expansión que empezó en 2010.

Sociedades A principios de julio, Sales de Jujuy, de la australiana Orocobre y la estatal Jujuy Energía y Minería SE (JEMSE), comenzó la construcción de su planta en el Salar de Olaroz. El proyecto se había frenado en 2011, luego de que el gobierno provincial declarara al litio como recurso estratégico en marzo de ese año, a lo que se sumaron demandas de las comunidades locales, que buscaban proteger el agua, requerida en abundancia para procesar el litio.

Tras intensas negociaciones, la provincia se asoció al proyecto a través de JEMSE (8,5% de participación) y las comunidades ven ahora con buenos ojos la generación de empleo en la zona. Con una inversión de US$250 millones, Salar de Olaroz estará operativa en 20 meses. Fuentes de la empresa confirmaron a iEco el interés de Toyota Tsusho Japón en adquirir un 25% del paquete accionario.

“Con Sales de Jujuy hay un antes y un después en la participación de la provincia en parte de la renta minera”, afirma Marcos Calachi, presidente de JEMSE. Asegura que como socio en el proyecto, el Estado “no va a recibir sólo las regalías que corresponden (3%) sino también parte de las ganancias”. Y agrega: “el proyecto es muy importante para Jujuy porque se trata de US$100 millones anuales de facturación”.

Por su parte, Minera Exar, de la canadiense Lithium Americas Corp. prevé una inversión de US$400 millones en Caucharí (Jujuy), que transita la etapa de factibilidad económica y ambiental. Mitsubishi está en conversaciones con la minera para asociarse al proyecto.

Mientras tanto, en abril se inauguró en Salta la primera fábrica de baterías de litio de Sudamérica. Se trata de Enerlitio, una unidad de negocios de la fabricante de arrancadores para aeronaves Telmet, que busca así su autoabastecimiento. Pero el objetivo es ampliar la actual producción de 10.000 amperes trimestrales para poder exportar. “Tenemos un gran potencial en este mercado y por eso hay que tratar de fabricar las baterías acá, producir litio con valor agregado y vender al mundo”, se entusiasma Pablo Galoni, uno de los dueños del Telmet.

El Clarín 
Portal Minero