Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El ministro de Hacienda salió al paso de los dichos del multimillonario empresario brasileño Eike Batista, quien señaló por Twitter que invertir en Chile se está volviendo "imposible".

30 de Agosto de 2012. El ministro de Hacienda, Felipe Larraín salió al paso de los dichos del multimillonario empresario brasileño detrás del proyecto Central Castilla, Eike Batista, quien señaló ayer a través de Twitter que invertir en Chile se esta volviendo "imposible".

En entrevista con Canal 13, el secretario de Estado aseguró que "yo le respondería que mirara las cifras de inversión extranjera que se entregaron el día de ayer y que revelan US$ 12.300 millones de inversión durante el primer semestre de este año, con un 80% de aumento respecto del mismo periodo".

"Ayer tuvimos las cifras récord de inversión extranjera. Los hechos están desmintiendo que es imposible invertir en Chile”, agregó el titular de Hacienda.

De todas maneras, Larraín afirmó que "nos preocupa lo que está pasando en el sector energético. Chile tiene uno de los costos energéticos más altos de América Latina y en muchos casos duplica o más que duplica los costos de energía de algunos de nuestros vecinos y competidores".

El ministro recalcó que la posición del Ejecutivo en esta materia es de "pleno respeto a la institucionalidad ambiental, pero entendamos que Chile necesita energía".

"El fallo de la Corte Suprema pone una duda importante en proyectos mineros, estamos hablando de US$ 20.000 millones de inversión en el norte de Chile". Por lo tanto, "se nos hace más urgente que nunca tener una interconexión, líneas de transmisión, tal vez vamos a tener que llevar energía de lugares más lejanos para suplir", añadió la autoridad.

Batista: "Se está volviendo imposible invertir en Chile"

Los dichos de Larraín fueron una respuesta al empresario Eike Batista, quien comentó ayer a través de Twitter, respecto al fallo de la Corte Suprema que rechazó la construcción del proyecto termoeléctrico Central Castilla y que implicaría una inversión de US$ 5.000 millones en la Tercera Región.

"Se está volviendo imposible invertir en Chile", fue la frase que lanzó el millonario detrás de la iniciativa y séptima mayor fortuna del mundo, según la revista Forbes.

Esta expresión se suma a la realizada por Batista a través de la red social tras conocer el fallo de la justicia chilena el pasado martes: "Si no nos quieren, vámonos! bye, bye !"

Fuente
Emol