Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

Los agentes abrieron fuego contra 3.000 manifestantes que, armados con machetes y palos, ignoraron la orden de disolverse.

17 de Agosto de 2012.- Al menos 30 mineros han muerto en una nueva jornada de violentas protestas en la mina sudafricana de Lonmin Platinum, en la provincia Noroeste. El ministro del Interior de Sudáfrica, Nathi Mthethwa, confirmó el número de fallecidos.

Los medios locales explicaron que la Policía abrió fuego con armas automáticas contra los manifestantes cuando estos, armados con machetes y palos, ignoraron las órdenes de dispersarse. El propio ministro confirmó que las cifras de víctimas probablemente aumenten. «Hay muchos heridos y los números siguen creciendo», aseguró en una entrevista en una radio local.

Se desconoce por el momento si algún policía perdió la vida durante la violenta jornada de huelga del jueves, al igual que tampoco se ha concretado cuántos han sido víctimas de los disparos de la policía, y cuántos son resultado de enfrentamientos entre los propios mineros.

Los disturbios en la mina de Lonmin, situada en la localidad de Marikana, en la provincia del Noroeste, comenzaron el pasado viernes y hasta ayer habían fallecido 10 personas en incidentes violentos entre los propios huelguistas y enfrentamientos de los mineros con las fuerzas de seguridad.

El conflicto se inició como resultado del enfrentamiento entre dos sindicatos rivales, la mayoritaria Asociación de Trabajadores de la Minería y la Construcción (AMCU) y la Unión Nacional de Mineros (NUM), que comenzaron el viernes pasado tras el inicio de una huelga.

Seis mineros, dos policías y dos guardias de seguridad murieron durante estos disturbios. La Policía ha desplegado desde entonces un amplio dispositivo para contener a los manifestantes, que la prensa sudafricana cifró hoy en al menos 3.000 personas.

La NUM y AMCU se han enfrentado con anterioridad para tratar de obtener un mayor número de afiliados en las explotaciones sudafricanas.

El precio del platino mundial aumentó su precio más de un 2 por ciento tras los incidentes.

Caen las acciones de la compañía
Las acciones de la compañía minera británica Lonmin sufrían un severo correctivo tras la apertura de la Bolsa de Londres, donde han llegado a perder más de un 8%, a consecuencia del agravamiento de la situación en la mina sudafricana de Marikana, donde este jueves murieron al menos una treintena de trabajadores a disparos de la Policía sudafricana tras una serie de altercados aún por esclarecer.

En concreto, al cumplirse la primera hora de negociación en la City, las acciones del tercer mayor productor mundial de platino bajaban hasta los 610 peniques, un 5,86% por debajo del cierre del jueves, cuando ya habían caído un 7%.

El presidente de Lonmin, Roger Phillimore, ha lamentado profundamente esta nueva pérdida de vidas, tras la muerte de ocho mineros y dos policías en distintos enfrentamientos que se han venido sucediendo desde el pasado fin de semana, aunque subrayó que estos incidentes son «una cuestión de orden público más que laboral».

«Estamos tratando el desarrollo de los acontecimientos respecto a las operaciones de la Policía con la debida seriedad (..) No hace falta decir que lamentamos profundamente la pérdida de más vidas en lo que claramente se trata de una cuestión de orden público más que de relaciones laborales», indicó en un comunicado.

Una subida salarial
Los enfrentamientos en la mina de Marikana dieron comienzo hace una semana a raíz de las demandas de los trabajadores de una subida salarial que derivó en un enfrentamiento entre los sindicatos Unión nacional de Mineros (NUM por sus siglas en inglés) y la Asociación de Mineros y Trabajadores de la Construcción (Amcu).

Lonmin informaba este jueves de que la huelga ha supuesto la pérdida de seis días de producción, equivalentes a 15.000 onzas de platino, lo que pone en peligro el cumplimiento de sus objetivos anuales de producción, fijados en 750.000 onzas al año.

Abc.es
Portal Minero