Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Preocupación existe en la industria debido a la falta de proyectos para cubrir el peak de demanda proyectado para el período 2014­2017.

10 de Febrero de 2012.- Están en la mira de las organizaciones ciudadanas. Y lo saben. El desarrollo de centrales termoeléctricas en el norte del país, entre la III y V regiones, necesarias para abastecer de energía a los proyectos mineros que se realizan en esa zona, han estado en el ojo del huracán desde hace ya un tiempo, con protestas de los vecinos y de ONG que han tenido como consecuencia que incluso el gobierno intervenga para relocalizar las centrales, tal como sucedió en 2011 con Barrancones.

Así, son más de US$ 5.000 millones en proyectos que no verán la luz y que abren una interrogante tanto para la minería como para las eléctricas respecto de cómo será cubierta el peak de demanda proyectada para el período 2014-2017 de 1.200 MW.

Porque, considerando que según las estimaciones de las generadoras, los plazos que se manejan entre que se presenta el proyecto de central, su etapa de judicialización (que incluye reclamos de vecinos y protestas) y la construcción de las instalaciones, pueden pasar cinco años antes de que ésta entre en operación.

Mayores costos&

Una alta fuente del sector explica que este déficit de 1.200 MW, que implica la demanda de El Morro (Goldcorp), Cerro Casale (Barrick), Relincho (Teck), El Pachón (Xstrata), además de proyectos de pequeña y mediana minería, equivale a la generación de cuatro unidades de Central Castilla, la que en su primera etapa contempla una unidad de 350 MW, por lo tanto será imposible de cubrir en dos años. Este gap energético se cree en la industria será cubierto con diésel, la alternativa más cara y que podría perjudicar a la mediana minería.

Los valores que se manejan actualmente apuntan a que el PPA (Power Purchase Agreement, el acuerdo de compra) es cercano a los US$ 200/MWh para el diésel, mientras que el GNL varía entre US$ 140/MWh y US$ 150/MWh. En el caso del carbón, este valor fluctúa entre US$ 90/MWh y &US$ 100 /MWh.

A la espera&

Además hay otros dos proyectos, por más de US$ 1.000 millones de inversión que están aprobados, pero en la industria advierten que no serán de fácil ejecución, debido a la oposición que hoy día despiertan en las comunidades donde se pretenden establecer. Uno de ellos es la central Energía Minera, de Codelco, que tiene por objeto generar 1.050 MW de nueva capacidad para abastecer a cuatro de las cinco divisiones de la estatal.

Si bien los planes originales apuntaban a que iba a estar en operación este año, lo cierto es que su construcción aún no comienza. ¿Dónde se ubica? En Puchuncaví, donde está La Greda, localidad que el año pasado vio como las emanaciones de gases tóxicos desde el parque industrial de Ventanas, intoxicó a 27 personas de esa localidad. Y, aunque se prevé que finalmente el proyecto será ejecutado, igualmente se pronostican protestas ciudadanas.

El otro proyecto en espera es Guacolda 5, que se ubica en Huasco, zona que el año pasado fue declarada “zona de latencia” por la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, debido a los problemas de saturación que presenta, e implicó establecer un plan de prevención de la contaminación en esa localidad.

En esa misma zona se iba a emplazar la central Punta Alcalde, de Endesa, la que fue suspendida (DF).

Portal Minero