Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Trasladar agua desde Coyhaique, adelantar la construcción de embalses y alianzas entre mineras y eléctricas son algunos de los proyectos.

20 de Febrero de 2012.- Buscando hasta la última gota de agua. Así se encuentran las empresas mineras, eléctricas y el gobierno respecto de la escasez hídrica que afecta al norte de Chile. De acuerdo a datos de la Dirección General de Aguas, en la macrozona de la I y II Región existe un déficit de 928 millones de metros cúbicos de agua. Hacia el 2025 el escenario será más complejo: la cifra crecerá hasta 1.602 millones de metros cúbicos. En la macrozona de la III y IV Región el escenario es parecido pues en la actualidad el déficit es superior a los 873 millones de metros cúbicos y dentro de trece años aumentará a 1.299 millones de metros cúbicos.

Con ese escenario tanto el Gobierno como privados corren contra reloj para buscar soluciones que mitiguen la escasez y han ideado medidas de largo y corto plazo.

Medida de corto plazo

Transportar agua desde el sur de Chile, específicamente Coyhaique, hacia el norte. Para algunos puede sonar descabellado pero es una posibilidad que se está barajando. Aunque aún no se ha definido cuáles serán las empresas que participarán en este proyecto, sí se ha definido el plazo, señala una fuente del Ministerio de Minería: el plan piloto se desarrollaría a mediados de este año.

El proyecto contempla extraer agua y almacenarla en contenedores los que serían transportados a la zona norte en embarcaciones. Algunas de las empresas eléctricas y mineras que cuentan con derechos de agua en la zona son Xtsrata y Endesa, aunque aún no se ha definido cuáles de ellas operarían el sistema. Además, la compañía Waters of Patagonia, conocida por embotellar agua de Campo de Hielo Sur, sería una de las firmas interesadas en ser parte de esta iniciativa, señalan en la industria.

Por otro lado, las firmas eléctricas y mineras de la zona norte ya trabajan en mega alianzas. La idea es que las generadoras envíen el agua que les sobra en sus procesos productivos a las mineras a través de tuberías. E-CL, sería una de las eléctricas interesadas participar de este negocio.

Medidas de largo plazo&

Un ducto que podría partir desde el Maule, o incluso desde la zona de Bio Bío y que podría llega hasta Arica es uno de los proyectos más ambiciosos que está estudiando el gobierno. Esto es parte de la carretera hídrica que quiere desarrollar la autoridad, dice Felipe Martín, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Riego, quien agrega que “este tubo nos permitiría trasladar entre 15 y 30 metros cúbicos por segundo”. Sin embargo, señala que este megaproyecto no estará listo antes de 10 ó 15 años.

El proyecto que podría tener hasta 1.600 kilómetros de extensión fue presentado por la empresa de construcción francesa Vinci en conjunto con Fundación Chile. Recién a mediados de años partirán los estudios de factibilidad para la construcción del ducto cuyo costo podría elevarse hasta US$ 3.900 millones.

En tanto, el gobierno adelantó la construcción de nuevos embalses: Pintaname, San Pedro y Sibaya, ubicados en la I y II Región. Al igual que el ducto, éstos no estarán en operaciones antes de diez años (DF).

Portal Minero