Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

16 de Febrero de 2012.- El Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (Coes–Sinac) espera una pronta solución al retraso en las obras de las líneas de transmisión eléctrica Chilca – Marcona – Montalvo y Machu Picchu – Abancay – Cotaruse, que son importantes para el abastecimiento del sur peruano, señaló su presidente, César Butrón.

Precisó que las obras de la línea Chilca – Marcona – Montalvo de 500 kilovoltios (Kv), a cargo de Abengoa Transmisión Sur (ATS), tienen un retraso de seis meses.

Explicó que las obras se han detenido porque el concesionario está a la espera del reglamento de la Ley de Consulta Previa para conocer si el proyecto de inversión estará bajo el ámbito de dicha normativa.

Sin embargo, advirtió que el caso más complicado es la línea de transmisión Machu Picchu – Abancay – Cotaruse, cuyo concesionario es la empresa Interconexión Eléctrica (ISA) de Colombia y cuya construcción tiene una demora de casi 12 meses.

Señaló que la línea de transmisión pasa por la selva de Choquequirao que recientemente ha sido calificada como área protegida por el Servicio Nacional de Areas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

Agregó que esta línea es importante para el sur peruano porque permitirá sacar la electricidad que produzca la Central Hidroeléctrica Machu Picchu Segunda Fase de la Empresa de Generación Eléctrica Machu Picchu (Egemsa), y la central hidroeléctrica Santa Teresa de Luz del Sur.

Dijo que una solución sería cambiar el recorrido de la línea lo que tendría un mayor costo si la distancia es mayor a la del proyecto original, y el Estado peruano podría rechazarlo como concedente del proyecto.

“El concesionario ha estado pidiendo al Ministerio de Energía y Minas (MEM) que tome una posición y plantea algunas alternativas, no ha dejado totalmente de lado el proyecto pero hay un problema de compromisos contractuales que se deben resolver”, indicó.

Manifestó que ambas líneas de transmisión eléctrica deben estar listas a mediados del 2013, pero por el retraso el plazo se podría extender hasta fines de ese año.

En todo caso, Butrón descartó que haya racionamiento eléctrico por las centrales termoeléctricas de emergencia, como la de Ilo (Moquegua) del proyecto Reserva Fría de Generación.

La central de Ilo usa diesel, lo que encarece las tarifas eléctricas y podrían subir hasta cuatro por ciento para los usuarios residenciales, reconoció luego de participar en el foro Energía y Desarrollo, organizado por la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú) (Andina).

Portal Minero