Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

9 de Febrero de 2012.- Xstrata y Glencore están enfrentando los llamados de algunos accionistas para endulzar su propuesta de fusión completa que crearía un gigante, combinando la empresa de transacción de commodities más grande del mundo con una de las mineras más grandes de carbón térmico, cobre, níquel y zinc.

Standard Life, el quinto mayor accionista de Xstrata con una participación de alrededor de 2%, y con 0,3% en Glencore, sostuvo que votará en contra de la propuesta.

"Aunque vemos algún mérito en la fusión de Xstrata y Glencore, la propuesta de fusión claramente desvaloriza los activos de Xstrata y la contribución de los ingresos de futuro", dijo Richard Buxton, director de acciones de Schroders en Gran Bretaña, que tiene 0,6% de Xstrata. También afirmó que tiene intención de votar en contra de la fusión propuesta.

"Estoy totalmente de acuerdo con Standard Life y tenemos la intención de hacer exactamente lo mismo. Ésta es una oferta fabulosa para Glencore, es probablemente una buena oferta para la gestión de Xstrata, pero es un mal negocio para los accionistas mayoritarios de Xstrata ", recalcó Buxton.

Según los términos del acuerdo, los inversionistas en el grupo minero recibirían 2,8 acciones de Glencore por cada acción de Xstrata en su poder. Las compañías dijeron que representaba una prima del 15,2% sobre el precio de cierre de las acciones de Xstrata el 1 de febrero. Sin embargo, algunos accionistas dijeron que el ratio tendría que elevarse por encima de tres veces para ganar su aprobación.

El actual CEO de Xstrata, Michael Davis se convertirá en presidente ejecutivo del nuevo grupo, con Ivan Glasenberg, actual CEO de Glencore, que llegara a ser director general adjunto. John Bond, presidente de Xstrata, se convertiría en presidente del grupo combinado.

El acuerdo, que requiere el respaldo del 75% de los accionistas, atraerá las críticas de los reguladores antimonopolio, dado que el grupo combinado controlaría el 30% del mercado internacional del carbón térmico, así como casi el 25% de la mundial el mercado de zinc, utilizado por la industria del acero, y el 10-15% de los mercados de cobre, plomo y ferrocromo que son esenciales para la fabricación de acero inoxidable.

Glencore ya posee una participación de 34% en Xstrata, pero no se le permite votar respecto al acuerdo propuesto, lo que significa que sólo el 16% de los accionistas de Xstrata deben votar en contra de la propuesta para bloquearlo. Sin embargo, muchos de los grandes accionistas institucionales de Xstrata también poseen acciones de Glencore. Davis defendió con firmeza el acuerdo y dijo que la reacción inicial de los accionistas había sido positiva.

Las compañías esperan cerrar la transacción durante el segundo semestre del año. Glencore se ha comprometido a pagar la llamada "tasa de ruptura inversa" de £298 millones a Xstrata, si su gerencia no apoya la fusión (Financial Times, Pulso).

Portal Minero