Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

23 de Febrero de 2012.- Las proyecciones de la oferta y demanda eléctrica para los próximos años, en base a la mejor información disponible, indica que se mantendrá el balance que ha permitido un abastecimiento de energía sin cortes o restricciones, señaló hoy el ex ministro de Energía y Minas, Jaime Quijandría.

“En términos generales, tomando en cuenta las obras (de centrales) en ejecución y su fecha de inicio de operaciones y la proyección del consumo (6.9 por ciento de crecimiento en el período 2012 - 2016) se proyecta un balance adecuado hasta finales de la actual administración”, manifestó.

Sin embargo, advirtió que los resultados podrían apuntar en otra dirección si ciertas variables se convierten en obstáculos para la ejecución de los proyectos eléctricos, lo que originaría la existencia de un desbalance y que sea muy tarde para corregirlo.

Indicó que gracias a la reforma del sector eléctrico iniciada a comienzos de la década de los noventa, Perú no ha tenido que enfrentar situaciones de desabastecimiento de energía en los últimos 20 años, como sí sucedió en muchos países de la región.

Mencionó que Perú necesita poner en funcionamiento una central de generación de 400 megavatios (Mw) cada año o su equivalente en generación térmica, aunque el desarrollo de un proyecto hidroeléctrico mediano o grande toma entre diez y 15 años.

“La obra misma toma unos cinco años y a su vez los trámites y permisos requeridos para iniciar la obra toman mínimo dos años, si todo sale bien”, aseveró.

Recordó que actualmente existen proyectos de centrales hidroeléctricas y térmicas que suman más de 5,000 Mw de capacidad, y si se divide dicha cifra entre cinco años se tienen más de 1,000 Mw al año asegurados en el horizonte inmediato.

Aunque subrayó que para asegurar que la generación futura llegue a los consumidores, se requiere también de líneas de transmisión para evacuar y transportar la energía, pero existen atrasos en las obras de tres líneas de transmisión lo que podría originar problemas a partir del 2013.

Adicionalmente, refirió que existen varios factores que podrían provocar un desbalance en el sector eléctrico y uno de ellos es la falta de coordinaciones intersectoriales que a veces traba el avance de un proyecto.

“Por esta razón, saludamos la creación de una comisión de alto nivel que se encargará de resolver este tipo de situaciones y otras que enfrentan los proyectos en ejecución”, aseveró Quijandría.

Refirió que existen variables que deben ser monitoreadas constantemente por el gobierno para que se logren los resultados esperados y en las fechas programadas.

En el caso de los proyectos mineros, señaló que existe una cartera de inversiones que supera los 50,000 millones de dólares pero parte de la generación eléctrica que demandarán deberá ser acometida por el propio sector minero y, para ello, las empresas mineras de cierta envergadura han adquirido o se están asociando con empresas generadoras para desarrollar juntos dichos emprendimientos.

“Con este conjunto de elementos bajo constante y estricto monitoreo, podremos afirmar con certeza (Andina).

Portal Minero