Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

Los tres metales anotan retornos por sobre el 10% durante las primeras semanas del año.

20 de Febrero de 2012.- Una partida estelar es la que han tenido la mayoría de los commodities este año, gracias a un inesperado optimismo que se vivió en los mercados en enero y que, a pesar de que se ha enfriado las últimas semanas, tiene a gran parte de las materias primas rindiendo en lo que va del año en dos dígitos. Un escenario opuesto al que se veía en el arranque de 2011, que, salvo contadas excepciones tenía a los commodities con rendimientos negativos o cercanos a cero.

En los metales es donde esta diferencia se hace más evidente, en particular para Chile y su principal exportación, el cobre. Aunque el viernes cerró en US$ 3,79 la libra frente a los más de US$ 4,40 la libra de la misma fecha de 2011 en el mes y medio que va corrido de 2012 acumula un avance de 10,8%, cuando en el mismo período del año pasado sólo retornaba 0,62%.

Esto, sin embargo, se da también en momentos en que la economía global está con sus ojos puestos en un nuevo conflicto, muy distinto al que enfrentaba hace doce meses atrás: si en febrero de 2011 la Primavera Árabe convulsionaba el mercado del petróleo generando una fuerte alza en los precios del crudo hoy es la crisis de deuda de Europa y la debilidad económica de EEUU la que produce los cambios más fuertes en los precios de las materias primas.

Con ello, los analistas esperan que el desarrollo para este año, gracias a que se está comenzando a ver los primeros atisbos de una salida a la crisis, vaya del entusiasmo a la estabilización. Un informe de Credit Suisse afirma que los precios de los metales preciosos deberían reducir sus volatilidades en el corto plazo, mientras que el de los productos agropecuarios y el petróleo ganar algo de impulso. Esto, a la espera del resultado de la reunión entre Grecia y la UE de hoy (DF).

Portal Minero