Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

6 de Febrero de 2012.- A fines de agosto del 2011, en el piso 11 de Huérfanos 1270, John Mackenzie, presidente de cobre de AngloAmerican, le hizo una oferta a Diego Hernández, máximo ejecutivo de Codelco, por la opción del 49% de la ex Disputada de Las Condes, hoy Anglo Sur.

“Eran US$ 700 millones a todo evento y US$ 300 millones más en un año, si el cobre superaba los US$ 3,45 la libra", cuenta por primera vez el timonel de la estatal. Una cifra a partir de la cual Hernández concluye que la valorización de la opción de Codelco por parte de Anglo era bajísima.

“Para el dueño (el fisco), el hecho que ejerciéramos la opción por el valor de ésta, de US$ 6 mil millones, gatillaba un pago de impuestos por ganancia de capitales (de parte de Anglo) de más de US$ 870 millones. Es decir, si el precio del cobre era menos de US$ 3,45, el Estado dejaba de ganar US$ 170 millones, y si era superior, sólo ganaba US$ 130 millones”.

“Anglo valorizó la opción del 49% (de la ex Disputada) entre cero y US$ 130 millones, por un activo que ahora están vendiendo con un diferencial de US$ 4.700 millones”, resume Hernández.

-¿Un mal negocio para el fisco chileno?

"Claro, por eso no aceptamos la oferta. Era insuficiente".

-¿Y por qué cree que hicieron una oferta tan baja?

"Una explicación posible es que ellos no pensaban que pudiéramos conseguir el financiamiento".

-El contrato de financiamiento con Mitsui tiene sólo un año de duración. ¿Qué harán si no se renueva?

"El dueño tiene el compromiso de financiar la compra del 49% de Anglo Sur. Dinero vamos a tener".

-Llegó a Codelco culminando una carrera que en el sector consideran "brillante". ¿No cree que este conflicto la empaña?

"Éste es un desafío más que hay que vencer y no daña mi carrera, porque nosotros vamos a ganar y vamos a demostrar que sí tenemos razón, no tengo ningún problema con eso. Mi responsabilidad como presidente ejecutivo de Codelco es defender nuestros intereses, con una visión de largo plazo también".

-¿Es mejor tener un mal acuerdo que tener un largo juicio?

"No puedes transar el resultado por tener una vida más cómoda. Siempre está abierta la posibilidad de lograr un acuerdo extrajudicial, pero debo defender los intereses legítimos que tenemos".

-¿Qué es lo irrenunciable?

"No lo voy a decir. Si lo hago, entro a negociar por la prensa, y corresponde hacerlo con AngloAmerican. Nosotros no hemos avanzado con Anglo en tener una acuerdo extrajudicial, nuestra postura es el 49%".

-Cynthia Carroll, CEO de Anglo, instó en Davos a negociar. ¿Habló con ella del tema allí?

"No. Me encontré cinco minutos y no hablamos de esto".

-¿Y están disponibles para conversar?

"Hemos conversado con ellos en este período, y desde hace dos meses los asesores de ellos (Shearman & Sterling LLP, en Londres) con los nuestros (Cleary & Gottlieb, de Nueva York) han tenido conversaciones esporádicas, pero no hay nada sobre la mesa que merezca entrar a una negociación seria. Estamos en el punto inicial, nosotros queremos el 49% y ellos dicen que no tenemos ningún derecho".

-Extraoficialmente Anglo ha dicho que les han ofrecido alianzas en Chile y en el exterior, además del 24,5% de Anglo Sur. ¿No es suficiente?

"No hay nada sobre la mesa que merezca iniciar una conversación seria. No hay nada que nos indique que hay una voluntad de acercar posiciones".

-¿Y si el juicio se alarga?

"Estamos en una posición legal sólida, naturalmente que un juicio no es bueno para nosotros, pero es peor para ellos porque son los que operan el activo en disputa, y esperamos que en la medida que esto siga avanzando recapacitemos todos y seamos capaces de conversar".

Codelco Internacional

Si bien en 2011 fue la pelea con Anglo la que acaparó los titulares, pasó algo trascendente para Codelco. "Tuvimos un récord de producción, de 1.735 millones de toneladas", se ufana Hernández. Pero esto no se traducirá en excedentes históricos. "Bajó un poco la ley del mineral, por lo que debimos procesar más cobre y subieron los costos", explica.

-¿Este año seguirá marcado por el conflicto con Anglo?

"En la medida en que este tema judicial se encamine, vamos a dejar un equipo legal exclusivo para que se dedique a él, para no distraer a toda la organización con este tema. Yo siempre voy a estar monitoreando, pero de aquí en adelante el asunto se va a mover más lento".

-¿Será el año de la internacionalización?

"Es un tema que nos gustaría abordar este año. Trabajar en el primer semestre en algún modelo, poder discutirlo en el directorio a mediados de año y tomar alguna resolución".

-¿Ya tienen idea de lo que quieren ser?

"El camino es tener una subsidiaria que se pueda transformar en una "multilatina" y posteriormente con una sociedad con presencia más diversificada en el exterior. Queremos explorar, desarrollar proyectos, operar producciones propias y participar en empresas operadas por otros. Se nos han acercado ya empresas mineras y por eso debemos definir dónde operar. Estamos mirando Brasil, Ecuador y ahora Colombia. La secuencia es: Chile, Multilatinas, Internacional".

-¿Sólo cobre?

"El core es cobre y lo que ya sacamos: molibdeno, oro, plata. Pero no estaríamos cerrados a una diversificación por producto si hay oportunidades".

-¿Y en qué parte del mundo?

"No en Pakistán (donde intentó entrar el grupo Luksic). En la medida que tengamos cierta envergadura en esta empresa, se abren oportunidades de asociación en otros lados y ahí vamos a ver".

Larga vida a la estatal

-A nivel local, ¿cómo viene el año?

"Este año es complejo en la producción, difícilmente lograremos lo del 2011. Ya tenemos tres proyectos en franca ejecución Ministro Hales, Nuevo Nivel Mina El Teniente y obras tempranas de Chuquicamata Subterránea con inversiones por US$ 4.500 millones".

-¿Ya tienen el financiamiento?

"Nos anticipamos con un crédito el año pasado por US$ 850 millones y bonos por US$ 1.150 millones, más otros US$ 2 mil millones en caja por amortización y depreciación. Nos falta un 20% o como US$ 1.000 millones para financiar".

-¿Y de dónde vendrá?

"Los accionistas deberían decidir una distribución de dividendos".

-¿Harán una capitalización?

(Hace un gesto para finalizar la entrevista, pero seguimos).

-A Los Pelambres le quedan como 90 años de cobre. ¿Cuánta vida tiene Codelco?

"Una larga vida.Tenemos reservas para 40 años más y recursos para otros 40 años, pero por división la vida útil mayor la tienen Andina y El Teniente (36,9% y 28% de las reservas cuantificadas). Si consideramos los recursos minerales totales, tenemos mineral para mantener la producción actual por 73 años".

-Un problema que tienen que resolver es la fundición de Ventanas. Van a subir las exigencias del Gobierno en emisiones y hay contaminación en la escuela de La Greda. ¿Qué harán?

"Nuestra estrategia es seguir produciendo cátodos (fundidos) y no concentrados (mineral). Tenemos que invertir US$ 800 millones para dejar todas nuestras fundiciones con capturas de partículas de 94% a 95%. Si ellos (las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente, que elabora la norma de fundiciones) ponen una norma de 100%, ahí estaríamos viendo dónde ponemos el monumento a los que sepultaron la industria. Para exportar concentrados, por ejemplo, tendríamos que construir puertos, mineraductos...".

-¿Cuál es el efecto para Codelco y la industria mundial de cobre si ya no refinan?

"Inundaríamos el mercado de concentrados, los CT/RC (cargos de tratamiento de refinación y fundición) se irían a las nubes y cambiaríamos por completo el mercado. Otros construirían fundiciones como las nuestras y cuando lo hayan hecho, subirían los cargos (de refinación y fundición) y si no nos gustan los precios, ver bueno, nos dirían "cómanse sus concentrados"".
Este es un desafío más que hay que vencer y no daña mi carrera, porque nosotros vamos a ganar y vamos a demostrar que sí tenemos razón, no tengo ningún problema con eso"."Hemos conversado con Anglo y desde hace dos meses los asesores de ellos con los nuestros han tenido conversaciones esporádicas, pero no hay nada sobre la mesa que merezca entrar a una negociación seria"."Un juicio no es bueno para nosotros, pero es peor para ellos porque son los que operan el activo en disputa y esperamos que en la medida que esto siga avanzando, recapacitemos todosy seamos capacesde conversar"."Queremos explorar, desarrollar proyectos, operar producciones propias y participar en empresas operadas por otros. Se nos han acercado ya empresas mineras y por eso debemos definir dónde operar, por eso estamos mirando Brasil, Ecuador y ahora Colombia" (El Mercurio).

Portal Minero