Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Representantes exigen que riquezas del metal rojo sean usadas para dar solución a problemas de la zona.

20 de Febrero de 2012.- La imagen que proyecta Antofagasta a nivel país difiere mucho de la visión que tienen de la ciudad sus casi 350 mil habitantes.

Existen varias paradojas: la creación de un megaproyecto (320 hectáreas) con una laguna artificial navegable que se instalará en el sector norte de la ciudad y, a pocos metros, la presencia del basural de la Chimba que con sus “quemas” amenaza la salud de sus habitantes.

Otro ejemplo. Según estudios nacionales, Antofagasta se posiciona como la ciudad con mejor calidad de vida en el país. Sin embargo, la cifra de casos cáncer son las más altas de Chile.

Por si esto fuera poco, la Región de Antofagasta concentra el 40% del total de las minas de cobre, con 14 yacimientos emplazados en el territorio. Sin embargo, se carece de un hospital capaz de responder a las necesidades de los miles de habitantes.

Cobre
Situaciones como estas provocan la indignación de parlamentarios y dirigentes sociales que ven cómo la riqueza que produce la minería se escapa de la región, cuando podría dar solución a éstos y otros problemas básicos.

A raíz de ello, y en el contexto del crecimiento que ha mostrado la ciudad de Antofagasta en el último tiempo y las proyecciones para la región en los próximos años, los representantes económicos y políticos exigieron que un mayor porcentaje de los recursos cupríferos se queden en la zona (El Mercurio de Antofagasta).

Portal Minero