Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Asia

13 de Febrero de 2012.- China es el comprador individual más importante del petróleo iraní, y usualmente adquiere un 20% de las exportaciones persas, unos 550.000 barriles diarios. Sin embargo, la IEA, la autoridad supervisora de los países industrializados, asegura que China podría reducir a la mitad los volúmenes de 2011, probablemente debido a una disputa de precios, y aumentar la compra de crudo saudí, ruso y angoleño.

Las informaciones se encuentran en el último reporte petrolero de la IEA, en el cual reduce sus previsiones de crecimiento global de la demanda de petróleo este año por sexto mes consecutivo, debido a una desaceleración global.

Indicó que este año el consumo aumentará en 800.000 barriles diarios, a la baja desde previsiones del mes pasado de 1,1 millones.

La IEA atribuyó el recorte a una ambiente económico “cada vez más problemático”, aunque declaró que el aumento del consumo entre los países emergentes seguirá fuerte.

La advertencia sobre una demanda menor a lo esperado contrasta con la escasez en el mercado, que ha llevado los precios a sus niveles más altos en seis meses.

El crudo Brent subió el jueves a más de US$ 118 el barril por primera vez desde agosto de 2011. En la tarde del viernes, bajó 1,3% a US$ 117,01.

La IEA atribuyó el alza a tensiones geopolíticas en torno a Irán. La prohibición de la UE sobre el crudo iraní entrará en vigor en julio, pero algunos países ya actúan para reducir su dependencia de Teherán.

Las autoridades iraníes han instado a varios miembros del cartel petrolero OPEP a no llenar brecha por su participación perdida en el mercado. Sin embargo, Saudi Aramco, la petrolera nacional saudita, redujo los precios oficiales de venta de marzo para países asiáticos por segunda vez consecutiva, según la IEA, lo que en su opinión en una señal de que el reino está “preparado para ofrecer precios competitivamente alternativos a los barriles iraníes”.

Los compradores europeos han reducido sus importaciones de petróleo persa y miran hacia Rusia, Irak y Arabia Saudita para reemplazar los barriles.

“Creemos que las refinadoras (europeas) deben ser capaces de hallar alternativas al crudo persa, gracias a la las reservas de la OPEP, el esperado crecimiento en capacidad entre los mayores productores en 2012 y un anticipado repunte en 2012 entre el suministro no-OPEP”, señaló Maria van der Hoeven, directora ejecutiva de IEA.

Añadió que la IEA está lista para suministrar reservas de emergencia en caso de una interrupción del suministro relacionado con Irán (DF).

Portal Minero