Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

17 de Febrero de 2012.- La minera canadiense Málaga e Hidropesac, un joint venture entre Málaga y sus socios suizos Emerging Power Developers (EPD) y Stucky, anunciaron hoy que construirán una nueva central hidroeléctrica de 20 megavatios (Mw) en la propiedad Pasto Bueno, ubicada en Ancash y que pertenece a la minera, para atender la demanda de su mina de tungsteno.

La capacidad inicial sería de 20 Mw teniendo en cuenta las cuencas hidrográficas de la zona y las características del flujo de agua, así como una mayor capacidad de retención de la presa, y la capacidad potencial podría aumentarse posteriormente hasta 38 Mw.

El concentrado de tungsteno en la mina Pasto Bueno es producido actualmente utilizando un proceso gravimétrico que es impulsado por 600 kilovatios (Kw) a partir de una planta hidroeléctrica (alrededor del 70 por ciento de los requerimientos de energía), construida por Hidropesac en el 2007, dijo el presidente de Málaga, Pierre Monet.

"Teniendo en cuenta el acceso a los grandes ríos en la propiedad, estamos planeando una expansión que nos permitirá no sólo satisfacer nuestras necesidades a largo plazo de energía, estimada entre tres y cuatro Mw, sino también vender la energía excedente a los usuarios particulares o a la red nacional de electricidad de Perú", indicó.

Señaló que el objetivo de Málaga en términos de energía ha sido siempre garantizar un suministro adecuado de energía, controlar los costos relacionados, ser lo más ecológico posible y generar la oportunidad para maximizar el valor de este activo, que hasta ahora ha sido intangible.

"La conclusión es que la nueva planta de energía hidroeléctrica proveerá a la mina Pasto Bueno de Málaga de una clara ventaja", manifestó.

La decisión de construir una nueva fuente de energía se basa en el estudio de factibilidad actualizado de Hidropesac para la construcción de una central hidroeléctrica utilizando los recursos hídricos de los ríos Pelagatos y Plata.

Hidropesac tiene un permiso de concesión temporal y está actualizando la evaluación ambiental y estudio sobra la existencia de restos arqueológicos.

Cuando estos estudios hayan terminado, se completará la especificación técnica de generación y transmisión, un estudio de factibilidad para el equipamiento electromecánico, la ingeniería de las obras civiles y electromecánicas, y la ingeniería para las subestaciones y líneas de transmisión con el fin de obtener la concesión permanente.

Málaga espera obtener la aprobación final a principios del cuarto trimestre del 2012, lo que permitiría comenzar la construcción en el siguiente trimestre; y espera que la construcción tome de 18 a 24 meses, seguido de un período de seis meses la puesta en marcha.

Málaga es propietaria y opera la mina Pasto Bueno y es uno de los pocos productores de tungsteno fuera de China que cotizan en bolsa; es un productor de bajo costo debido a su proceso de concentración gravimétrica de minerales y la disponibilidad de energía hidroeléctrica generada en su propiedad.

La capacidad de producción de Málaga representa aproximadamente el diez por ciento del tungsteno disponible para la venta fuera de China, y la compañía planea aumentar la producción para lo que explora la propiedad con el fin de desarrollar sus reservas y recursos.

Por su parte, Hidropesac es un joint venture entre Málaga (49 por ciento) y su socio suizo EPD, una subsidiaria de Stucky, que ha invertido más de tres millones de dólares en Pasto Bueno para construir y poner en marcha una planta de energía hidroeléctrica con una capacidad nominal de 600 Kw.

La planta incluye dos generadores hidroeléctricos, uno vertical de 150 Kw y uno horizontal de 450 Kw, un par de turbinas de tipo Pelton, así como un transformador 22.9 kilovoltios (Kv)/400 V y una línea de transmisión de 15 kilómetros que conecta a Pasto Bueno con el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN) (Andina).

Portal Minero