Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

Clientes dicen que ola de frío ha llevado a Gazprom a desviar exportaciones al mercado interno.

6 de Febrero de 2012.- Rusia redujo drásticamente los suministros de gas a nueve países europeos, en su lucha por hacer frente a una ola de frío que se apoderó del continente y ha provocado un aumento en la demanda de energía.

La reducción de los flujos de gas natural ha llevado a un juego culposo, con la rusa Gazprom diciendo que ante el frío, Europa está exigiendo más de lo que la empresa está obligada a entregar. "Gazprom ha acordado los volúmenes que está obligada a suministrar a través de contratos, para el mes y el día", dijo Sergei Komlev, jefe de contratos y precios para las exportaciones de Gazprom. "Estamos cumpliendo con estas obligaciones, pero nuestros clientes quieren más volumen de lo que estamos obligados a proporcionar".

Pero los ejecutivos de algunos de los mayores clientes europeos de la compañía señalaron que el frío extremo en Rusia llevó a Gazprom a desviar las exportaciones para satisfacer la creciente demanda interna.

La Comisión Europea dijo que hubo una disminución en las entregas de gas ruso a Alemania e Italia de 24%, en Austria de 30%, en Polonia de 8%, además de Eslovaquia, Hungría, Bulgaria, Rumania y Grecia. Agregando que los países afectados habían encontrado fuentes alternativas de suministro. Los contratos de Gazprom permiten "cierta flexibilidad en caso de que también necesiten gas", dijo la Comisión.

El precio al por mayor de gas en Alemania y Países Bajos aumentó 18% la semana pasada, de acuerdo con ICIS Heren, una firma de investigación de mercado, mientras que el gas en Reino Unido para entrega en esta semana se cotizaba a 75 peniques por cada 100.000 BTU - su nivel más alto desde septiembre de 2008.

Sin embargo, funcionarios de Bruselas y ejecutivos de compañías energéticas dijeron que Europa estaba mucho mejor preparada para las interrupciones de suministro que en 2006 y 2009, cuando las disputas entre Rusia y Ucrania por los precios de la energía llevaron a un corte de gas total en medio del invierno. Europa ha tenido desde entonces una gran expansión en infraestructura, como oleoductos e instalaciones de almacenamiento de gas, diseñados para ayudar a hacer frente de mejor manera a la escasez temporal.

En un eco de disputas anteriores de suministro, Gazprom acusó a Ucrania de tomar más gas de lo que debería desde oleoductos rusos.

Alexander Medvedev, jefe de Gazprom Export, dijo que la compañía ha aumentado el suministro de gas a Europa, al equivalente de 180 mil millones de metros cúbicos al año, en comparación con 150 mil millones de metros cúbicos de 2011. "Ucrania, que controla los gasoductos de tránsito a Europa, se está llevando volúmenes diarios equivalentes a 60 mil millones de metros cúbicos al año, una cantidad que supera con creces los volúmenes contratados", dijo.

El ministro de Energía de Ucrania, Yuriy Boyko, dijo que Rusia era la culpable de la reducción de la cantidad de gas que se bombea a través de Ucrania. A pesar de un acuerdo técnico que prevé 490 millones de metros cúbicos de gas por día, "hoy estamos recibiendo los volúmenes de 415 millones de metros cúbicos diarios", dijo.

Los principales clientes europeos de Gazprom, la alemana RWE, Eon y OMV de Austria, dijeron que todos los suministros desde Rusia cayeron 30%, pero que no se observa escasez. Eon comentó que sus instalaciones alemanas de almacenamiento de gas están en 74% de su capacidad, alto para esta época del año (Financial Times).

Portal Minero