Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

27 de Febrero de 2012.- La Cámara de Comercio de Lima (CCL) consideró que es urgente y prioritario intensificar los esfuerzos para diversificar la actividad productiva peruana hacia sectores de mayor valor agregado, reduciendo la dependencia de las exportaciones de commodities (materias primas).

Explicó que la dependencia de las exportaciones de commodities de Perú, especialmente mineros, ha aumentado vertiginosamente pasando de 21 a 61 por ciento de las exportaciones totales entre 1950 y el 2010, respectivamente.

Ello mientras que en Asia la canasta de productos de exportación se ha diversificado en mayor grado, reduciéndose el peso de los productos básicos de 60 a 20 por ciento de las exportaciones totales entre 1970 y 2010, precisó.

Explicó que si bien las perspectivas de precios altos de los commodities en las siguientes dos décadas favorecen a Perú, el riesgo es bastante alto para el país pues es muy vulnerable a un desplome en los precios de los commodities y, por tanto, sensibles al ciclo económico mundial.

En ese sentido, recordó la evolución del índice de precios de los commodities registrada en el 2009, cayendo casi 20 por ciento, lo que se tradujo inmediatamente en un retroceso de casi diez por ciento en los ingresos tributarios.

Indicó además que aproximadamente el 20 por ciento de los ingresos tributarios del gobierno general está vinculado a commodities (actividades mineras e hidrocarburos) que afectan de manera directa la recaudación del Impuesto a la Renta proveniente de la minería.

Refirió que, según el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), por cada centavo de dólar adicional en la cotización internacional del cobre y el zinc, se obtienen anualmente alrededor de 11 millones y nueve millones de nuevos soles adicionales de ingresos fiscales, respectivamente.

En cuanto al oro, el incremento de un dólar en su precio internacional genera 3.4 millones de soles adicionales de ingresos fiscales, señala el informe del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la CCL.

Por ello consideró que, en este escenario, es más importante aun mantener sólidos fundamentos macroeconómicos, en especial una prudente política fiscal con un diseño presupuestal basado en ingresos estructurales.

Dijo que ello permitiría amortiguar los shocks negativos de una fuerte caída de los precios de los productos básicos en los mercados internacionales sin que ponga en riesgo en particular los compromisos sociales de mayor prioridad incorporados en la agenda económica (Andina).

Portal Minero