Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Bolivia

El GTL apunta a reducir la importación de diésel y el gasto para el Estado.

16 de Febrero de 2012.- El ingente capital requerido para la implementación del proyecto GTL (gas a líquidos) obligó a YPFB a congelar el mismo y descartar, “por el momento”, una de las dos alternativas necesarias para reducir el creciente gasto de recursos que hace el Estado para la compra y subvención del diésel.

El GTL “quedó en statu quo hasta que las condiciones cambien”. Los resultados del estudio de “ingeniería conceptual muestran que, en este momento, el proyecto es inviable”, reveló a Reporte Energía el gerente Nacional de Plantas de Separación de Líquidos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Gerson Rojas.

El ejecutivo explicó que “los proyectos de este tipo (GTL) realizados en el mundo se iniciaron con un capex (gastos de capital), por ejemplo de $us 10 y terminaron con un capex de $us 900. Eso es algo que no nos podemos permitir en Bolivia, porque tenemos obligaciones más importantes que aportar a un proyecto donde la tecnología no es probada”.

Según el Plan de Inversiones 2009-2015 de YPFB, el proyecto GTL y la construcción de la tercera refinería permitirán al país reducir los “crecientes” déficits de hidrocarburos líquidos. El impacto económico del subsidio al diésel ocasionaría al país un gasto de $us 1.340 millones hasta 2015 y de $us 10.372 hasta 2026. La demanda promedio de crudo subirá de 102 mil barriles por día (Bbl) en 2012 a 125 mil Bbld en 2015 (La Razón).

Portal Minero