Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Argentina

De Vido confirmó a dueños de estaciones de servicio que la empresa estatal cubrirá los faltantes.

23 de Febrero de 2012.- La crisis de abastecimiento de gasoil desatada por la negativa oficial a YPF para que pueda importar será resuelta por la empresa estatal Enarsa. O al menos ésa fue la intención planteada ayer por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, a los dueños de estaciones del interior del país.

En una multitudinaria reunión, de la que participaron representantes de la mayoría de los gobiernos provinciales, ratificó lo que ya había trascendido: que se dispondrá un esquema "alternativo" para proveer gasoil en aquellos casos en los que YPF no cumpla con los cupos pactados. Se trata de un nuevo eslabón en el enfrentamiento que el Gobierno mantiene con la que hasta el año pasado fue su petrolera favorita.

"Se acordó trabajar en el relevamiento de abastecimiento de todas las estaciones de servicio. El Estado va a garantizar el abastecimiento en el caso del gasoil. Lo que YPF no provea, lo va a proveer Enarsa", confirmaron fuentes oficiales al término de la reunión. Entre otros, estuvieron presentes el secretario de Energía, Daniel Cameron; el número dos de De Vido, Roberto Baratta, y el viceministro de Economía, Axel Kiciloff.

El temor por el posible desabastecimiento de gasoil surgió luego de que YPF le informó a Cameron que la AFIP no le permitía comprar los dólares necesarios para pagar la importación. El secretario de Energía respondió que lo tenían sin cuidado las trabas que imponen otras ramas del Estado y que si YPF no cumplía con el abastecimiento de su cuota de mercado, se exponía a "las más enérgicas medidas" de sanción. Ayer se ratificaron esas amenazas. Las fuentes oficiales aclararon que la responsabilidad de abastecer seguirá correspondiendo a YPF. Y que Enarsa sólo actuará en los casos en los que se denuncien faltantes. De Vido indicó en la reunión que ya hoy Enarsa está en condiciones de prestar ese servicio , aunque no dio precisiones de cuándo saldría el primer camión. Hasta ahora, Enarsa importa gasoil y fueloil con objeto de abastecer a las centrales eléctricas y al transporte de pasajeros, pero no a las estaciones de servicio.

Logística

¿Tiene suficiente capacidad logística para abastecer a las 1600 estaciones de servicio que YPF tiene repartidas en todo el país? "Ellos tienen camiones con los que abastecen a las plantas energéticas, pero además hay camiones que vamos a aportar nosotros", respondió Luis Malchiodi, presidente de la Federación Entidades de Combustibles Bonaerense (Fecoba).

Además de las dudas por la falta de capacidad logística de una empresa no habituada a proveer de combustibles a las estaciones, surgen dudas sobre el costo que implicará esta operación para el Estado. YPF, así como otras petroleras, afirman que cuando importan combustibles, los venden en el mercado interno a pérdida y que sólo lo hacen para sostener su cuota de mercado (se habla de pérdidas cercanas al millón de dólares por cada buque con 50.000 m³). En otras palabras, Enarsa no sólo no reduciría el déficit de la balanza comercial (no produce combustibles, sólo importa), sino que además asumiría una pérdida que hasta ahora correspondía a YPF.

En el Gobierno, sin embargo, rechazan este razonamiento. "Según nuestras cuentas, la operación es neutra desde el punto de vista económico. Al estacionero se le va a cobrar lo mismo que le cobraba YPF", dijeron voceros de Planificación Federal. Hoy los precios de YPF son los más bajos del mercado local y sensiblemente inferiores a los de los países vecinos.

El año pasado se produjeron en la Argentina 12,2 millones de metros cúbicos de gasoil. Pero la demanda rozó los 14 millones y la diferencia se suplió con importación (62% a cargo de YPF).

Según Malchiodi, el abastecimiento por parte de Enarsa se realizará en forma "confidencial", con el objetivo de "no exponer a esa estación a represalias". Ocurre que las estaciones embanderadas bajo la marca YPF tienen contratos de exclusividad y podrían ser pasibles de sanciones.

Fuentes de YPF volvieron a rechazar anoche las imputaciones oficiales y destacaron que la empresa hizo "un gran esfuerzo por cubrir la cuota de mercado, a tal punto que se importó combustible a pérdida" para abastecer su red de estaciones. "Estamos dispuestos a seguir haciéndolo, y para eso necesitamos que nos permitan cambiar dólares y que la AFIP nos apruebe la importación", agregaron las fuentes.

BRUFAU ENCABEZA HOY UNA REUNIÓN DE YPF

El presidente de la petrolera española Repsol, Antonio Brufau, llegó ayer a la Argentina para encabezar hoy una reunión de directorio de YPF. El empresario ya estuvo aquí hace sólo dos semanas y se reunió con los ministros de Economía, Hernán Lorenzino, y de Planificación Federal, Julio De Vido. Esta vez, sin embargo, no tiene previsto encontrarse con ningún funcionario pese al recrudecimiento de la pelea entre el Gobierno y la mayor petrolera del país, de la que Repsol tiene el 57,43% de las acciones. En la reunión de hoy Brufau podría encontrarse con Roberto Baratta, principal colaborador de De Vido y representante del Estado en el directorio de YPF. No obstante, el encuentro no es seguro: el año pasado Baratta concurrió a una sola de las reuniones de directorio (La Nación).

Portal Minero