Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Brasil

Este hallazgo es el último del tipo pre­sal, un área que tiene un gran potencial en hidrocarburos.

28 de Febrero de 2012.- El auge del crudo en Brasil no se detiene. Ahora, la petrolera española Repsol-YPF junto a otros socios hizo un descubrimiento de petróleo en las costas de esa nación, en la Cuenca de Campos, que podría ser uno de los más grandes hasta el momento en la zona con aproximadamente 250 millones de barriles del commodity.

El pozo, denominado Pão de Açúcar, “perforó una columna de hidrocarburos de 500 metros, uno de los más gruesos descubierto en Brasil hasta la fecha”, dijo Repsol-YPF, que posee 35% del proyecto y lo opera a través de un joint venture con la china Sinopec con un 35%. También participan Petrobras con 30% y Statoil con 35%. Repsol Sinopec Brasil se creó a fines de 2010 para desarrollar conjuntamente proyectos de exploración y producción en el país. Está distribuida en 60% por Repsol y en 40% por la compañía china Sinopec.

De mayor tamaño

Analistas creen que el hallazgo podría ser aún mayor a los 250 millones, y tiene un gran potencial en comparación con un reciente descubrimiento realizado por la petrolera brasileña Petrobras en la misma zona.

“Usando la misma proporción entre el tamaño de la columna de petróleo y los recursos recuperables, el tamaño estimado de (el hallazgo) es superior a los 500 millones de barriles equivalentes de petróleo”, comentó a Reuters el analista de Swedbank First Securities, Theodore Sveen Nilsen. Este descubrimiento es el último del tipo pre-sal, un área que tiene miles de millones de barriles de crudo atrapados bajo una capa de sal en aguas ultra profundas.

Dos de los diez pozos más productivos de Brasil extrajeron petróleo de los descubrimientos en el área pre-sal de Campos, según el regulador de petróleo brasileño. Las compañías petroleras produjeron 200.600 barriles por día de crudo y gas natural en diciembre en los campos de pre-sal vecinos a la cuenca de Campos y en la cuenca de Santos, lo que representa el 75% de la producción total de Brasil, según el regulador.

El pozo Pão de Açúcar no es el único hallazgo en esta zona, ya que también se encuentran los yacimientos Seat y Gavea; este último calificado como uno de los diez mayores descubrimientos del mundo en 2011.

Repsol subraya en que “estos tres pozos corroboran el elevado potencial de la Cuenca de Campos, que podría confirmar la existencia de un gran núcleo de hidrocarburos, similar al existente en la Cuenca de Santos” (DF).

Portal Minero