Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

9 de Febrero de 2012.- 2011 fue un buen año para Molymet. Logró sus mejores resultados desde la crisis de 2008, con utilidades que alcanzaron los US$103 millones.

Pese a esto, John Graell, presiente ejecutivo de la compañía, asegura que todavía “hay que pasar por cosas difíciles”. Para este año se muestra tranquilo, pues la relación entre la oferta y la demanda de molibdeno está relativamente equilibrada y que el precio debería mantenerse estable durante el año.

Con la mente puesta en mantener su 35% de participación mundial en el procesamiento del mineral y crecer en el negocio de productos con valor agregado, Graell comenta que la compañía invertirá en promedio, unos US$80 millones anuales en los próximos cinco años.

Eso sí, de esta cifra, queda fuera la compra del 13% de Molycorp, empresa norteamericana líder en producción de tierras raras, por US$390 millones. Esa transacción debiera concretarse en los próximos meses. Si logran obtener la autorización del comité de inversiones extranjeras de EE.UU., la compra se transformaría en la mayor inversión de una empresa chilena en ese país.

Si se logra el acuerdo y Molymet sigue creciendo a través de otras inversiones, Graell calcula que las ganancias de la compañía nacional debieran aumentar en cerca de un 50% a partir del 2013, y que en cinco años “deberíamos ser el doble de lo que somos hoy en términos de resultados”.

La empresa ligada a las familias Matte, Pirola-Gianoli y Mustakis-Anastassiou, además está en negociaciones con sus socios chinos para cerrar un nuevo joint ventur e para la operación de una procesadora de molibdeno (La Segunda).

Portal Minero