Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Bolivia

El Ministro de Minería aseguró que el Gobierno no permitirá la explotación ilegal de oro por los originarios del norte de Potosí.

31 de Mayo de 2012.- Mientras la marcha de comunarios de Mallku Quta continúa hacia la ciudad de La Paz, el Gobierno abrió ayer la posibilidad de que el Estado se haga cargo de la explotación minera en el norte de Potosí, después de que la canadiense South American Silver concluya los trabajos de prospección, que, según los habitantes de la región, comenzaron durante la primera gestión presidencial de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Después de justificar el ingreso de empresas extranjeras al país y citar al líder comunista ruso Lenin, el vicepresidente Álvaro García Linera dijo que son pocas las comunidades indígenas de Potosí que se oponen a los trabajos de exploración y existe una mayoría, cinco según un convenio firmado con el Ministerio de Minería, que está de acuerdo, y luego de este proceso se puede  pensar que la explotación pase a manos del Estado boliviano.

Previamente, el ministro de Minería, Mario Virreira, reiteró que no se negociará la explotación ilegal de oro en Mallku Quta y menos con los indígenas que supuestamente se encuentran en la marcha. “No vamos a poder negociar bajo ningún punto de vista que se mantenga esa explotación irregular que en este momento existe en el lugar”.

En el cerro en disputa se encontraron minerales como oro, indio y plata. Al parecer, se trata de un yacimiento incluso cuatro veces mayor que el de San Cristóbal, considerado hasta el momento una de las más grandes reservas mineras del hemisferio occidental, según un trabajo de la investigadora Cristina Lipa Challapa, del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca).

Para el Gobierno, está claro que quienes se oponen a la exploración son los comunarios que explotan ilegalmente el oro y ya contaminaron el agua de la zona. Esa labor ilegal representó un ingreso adicional de unos 500 dólares, que se cobra a quienes pretenden trabajar en el lugar.

El lunes 28, se reunieron representantes de al menos cinco ayllus de Mallku Quta con autoridades del Ministerio de Minería para demandar al Gobierno que garantice el trabajo de la empresa, mayor seguridad y presencia policial para evitar agresiones de las personas que se oponen al proyecto y de supuestos cooperativistas, que extraen oro.

Alrededor de 300 indígenas del cerro potosino que se oponen a la explotación de la mina Mallku Quta iniciaron el pasado lunes una marcha con destino a la ciudad de La Paz. Su primer punto de parada fue Llallagua, de donde ayer se desplazaron en buses hacia la ciudad de Oruro.
El contingente reiniciará su camino con rumbo a la sede del Gobierno desde la población de Caracollo, sobre la carretera interdepartamental. No se anticipó cuáles serán las acciones que pondrá en ejecución en el centro político, según declaró Damián Colque, mallku de la Federación de Ayllus del Norte Potosí.

Debido a los enfrentamientos que se registraron y al estado de tensión que persiste en el lugar, el gobernador de Potosí, Félix Gonzales, solicitó la militarización de la zona para evitar que se registren mayores hechos de violencia entre quienes piden la salida de la empresa extranjera y los que están de acuerdo. 

300 originarios de Mallku Quta marchan hacia la ciudad de La Paz para protestar por la explotación en su territorio. 

EL GOBIERNO DIJO QUE NO SE REALIZÓ LA CONSULTA A LOS INDÍGENAS  PORQUE NO ES NECESARIA EN LA FASE DE EXPLORACIÓN.

Laprensa.com.bo
Portal Minero