Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Uruguay

Proyecto Minero. Implica además dos plantas de arrabio y carbón y 600 puestos

18 de Mayo de 2012.- El proyecto de la minera australiana Gladiator Resources en Rivera prevé generar entre 500 y 600 puestos de trabajo directos. La inversión estimada de US$ 400 millones, que depende de los estudios de factibilidad, comenzaría el año próximo.

Su subsidiaria uruguaya, Ferrominas, está desde 2010 realizando exploraciones y perforaciones en un área de 750 kilómetros, Isla Cristalina, con predios que van desde el este de Minas de Corrales hacia Vichadero. Ya ha identificado allí depósitos de hierro.

Hasta el momento, Ferrominas ha invertido US$ 10 millones y espera invertir otros US$ 10 millones más hasta finalizar los estudios de viabilidad del proyecto, informó en entrevista con El País el presidente de Gladiator Resources, Tim Adams, en su visita a Uruguay.

La compañía acordó un joint venture con la canadiense Orosur Mining, que no está interesada en el hierro sino en el oro.

"Hemos completado el proyecto de perforación en los recursos del proyecto Zapucay (en uno de los predios) y en el momento no estamos explorando, pero vamos probablemente a retomar las exploraciones más adelante en el año", aseguró.

Adams estimó que los estudios de prefactibilidad culminarán "en los próximos meses" y ya comenzaron a tramitarse los permisos pertinentes con el gobierno. "Se presentaron los primeros documentos a la Dirección Nacional de Medio Ambiente a principios de marzo", señaló.

El proyecto consiste en extraer mineral de magnetita, que luego será procesado para producir un concentrado. Esa es su similitud con Aratirí (la empresa india cuyo megaproyecto en Valentines ascendía a US$ 2.500 millones), pero la propuesta de Gladiator busca incorporar más valor agregado a la producción. Convertirá el concentrado en pelets (en una planta específica que instalará), con lo que podrá extraer hierro y de allí el arrabio que exportará.

Sus mercados de destino serán América del Norte, Europa y el Norte de Asia.

"Estamos interesados en mercados regionales, pero hay que ver", señaló Adams. Indicadores preliminares de la empresa reflejan un costo de producción "muy competitivo" con el principal productor del mineral, Brasil.

Si se lleva a cabo el proyecto la inversión inicial será de US$ 400 millones, dijo Adams. Ese desembolso no está previsto hasta el año próximo, ya que aún resta hacer los estudios de factibilidad. "Si todo estuviera bien podríamos empezar la construcción del proyecto el año que viene", dijo el empresario.

El proceso de construcción insumiría entre 18 y 20 meses, dependiendo de lo que determinen los estudios finales. "La mayor parte de nuestra inversión irá a todas las actividades de valor agregado", señaló Adams, ya que además de la mina, se construirá una planta de arrabio y otra planta de carbón vegetal. Es que para producir el arrabio necesitan del carbón de madera como agente reductor.

Para producirlo, prevé localizar plantaciones en zonas aledañas. "La industria de la madera en el Norte es bastante variable en cuanto a los productos entonces este proyecto la beneficiará, produciendo más estabilidad a la industria y estimulando también el desarrollo de las plantaciones", dijo Adams.

PERSONAL. Gladiator estima que todo el proyecto previsto generará, en un escenario base, entre 500 y 600 puestos de trabajo directos.

"Eso no incluye a gente que esté involucrada en el transporte del producto ni empleada en la producción de leña para el carbón", señaló Adams. Requerirá todo tipo de empleados especializados (ver nota aparte).

Al presidente de Gladiator no le preocupa la disponibilidad y calidad de los ingenieros uruguayos para cubrir los puestos que demandarán, pero sí para otros puestos operativos.

"La calidad de los ingenieros uruguayos es muy buena. Obviamente les falta la experiencia específica, pero confío en que con el soporte técnico y el entrenamiento necesario se puede perfectamente manejar", dijo Adams a El País.

También indicó que se capacitará a los obreros de la planta, que con apoyo técnico y entrenamiento "funcionarán bien".

"Lo que podría ser una dificultad son los puestos especializados, como soldadores, mecánicos, electricistas", señaló el empresario. Se refirió tanto a la cantidad de trabajadores disponibles como a la calidad de sus conocimientos.

"Seguramente no haya una disponibilidad grande de gente así especializada en Uruguay. Eso sería una preocupación para cualquier industria que quiera instalarse por el tamaño del país", afirmó.

"No recomendaría a nadie explorar en Uruguay"

El presidente de Gladiator Resources, Tim Adams, dijo que la firma se vio "atrapada" en la controversia suscitada por el megaproyecto de Aratirí y que hoy no recomendaría explorar en Uruguay.

Consultado por El País sobre los motivos que llevaron a la compañía a elegir Uruguay para invertir, Adams respondió por la negativa: "No elegiría Uruguay ahora. No le recomendaría a nadie que comenzara a explorar en Uruguay". La controversia derivó en conclusiones adversas del Comité Interpartidario de Minería de Gran Porte. "Vinimos a aquí con la intención de hacer el mejor trabajo, tenemos buena relación con la población en la zona del proyecto, pero nos encontramos atrapados en medio de la controversia", se lamentó.

"El negocio va a operar en un ambiente altamente competitivo a nivel internacional. Obviamente, todos estos sucesos se ven negativamente desde los inversores", agregó Adams que remarcó que en Australia las reglas son "bien claras" a la hora de invertir en minería lo que da "seguridades" a quienes inician un proyecto.

Fuente
Portal Minero