Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La generadora eléctrica pretende sumar además la construcción de cuatro nuevas mini hidro a las ocho que hoy posee

16 de Mayo de 2012.- ?Alrededor de 400 mil toneladas de CO2 al año ha logrado reducir en el último tiempo la generadora Colbún, en sus cuatro centrales hidroeléctricas que hoy están validadas ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), y a través de las cuales comercializa bonos de carbono. Chacabuquito y Hornitos (Cuenca del Aconcagua), Quilleco, (Cuenca del Laja) y San Clemente (Cuenca del Maule) generan en conjunto 157 MW y sus bonos son adquiridos principalmente por compradores de países desarrollados que tienen exigencias de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) derivadas del cumplimiento del Protocolo de Kyoto. 

Cristián Mosella, jefe de la Unidad de Sustentabilidad y Cambio Climático de Colbún, señala que “el mérito de este tipo de proyectos es que desplazan la operación de centrales térmicas contaminantes de mayor costo que emiten GEI, ayudando a reducir los costos marginales y las emisiones totales del sistema”. 

Adelanta que a estas cuatro centrales esperan sumar próximamente otros proyectos, hoy en desarrollo, que permitirán duplicar la capacidad de reduccción de CO2 de Colbún al 2020. Agrega que en este plazo también está contemplada la construcción de cuatro nuevas mini hidro (La Mina, Duao, Pando y ODT, todas ubicadas en la Región del Maule) que permitirán ampliar a doce el número de centrales de este tipo que actualmente posee la compañía.

Junto con estas iniciativas, Colbún se ha sometido además al estándar Verified Carbon Standard (VCS), generando más de 350.000 bonos de carbono voluntarios, junto a otros que se encuentran en proceso de verificación.
?

Centrales térmicas?

Aumentar la eficiencia en sus centrales térmicas, ha sido otra de las medidas que la empresa ha impulsado para reducir sus emisiones de GEI. Un ejemplo de ello es el caso de la Central Los Pinos, ubicada en la Región del Biobío, y que gracias a una turbina que funciona con gas o diésel, puede generar con la misma cantidad de combustible, entre un 25% y 30% más de energía que las turbinas convencionales. En tanto, las centrales Nehuenco I y Nehuenco II, situadas en la Región de Valparaíso y que en conjunto producen unos 800 MW, cuentan con una turbina que genera electricidad a partir de un ciclo combinado de gas natural y vapor, que aprovecha el calor residual para producir energía. 

Según Mosella, el desarrollo de estos proyectos le ha permitido a Colbún no sólo contar con una alta capacidad instalada hidráulica, sino también con un componente térmico eficiente que en promedio le ha ayudado a “tener un factor de emisiones de CO2 entre un 20% y 30% menos que el del Sistema Intercontectado Central (SIC)”. 

Df
Portal Minero