Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

En 2011 perdió US$76 millones por ajustes contables y mayores pasivos, entre otros factores.

10 de Mayo de 2012.- 2004 y 2005 fueron claves para Enami. En esos ejercicios dejó atrás las cifras rojas mantenidas por años, producto de un alto endeudamiento. Esto, gracias a una reestructuración de sus pasivos y la venta de la Fundición Ventanas a Codelco. Ocho años después, la compañía nuevamente registró pérdidas. En 2011 obtuvo un resultado negativo por US$ 75,8 millones, dejando atrás un 2010 con ganancias de US$ 30 millones. En los últimos años, incluso superó los US$ 100 millones. 

¿La razón de las pérdidas? Las versiones son dispares. El subsecretario de Minería y director de Enami, Pablo Wagner, detalló que la situación de pérdida de Enami se debe a un problema netamente contable. “Este no es un problema de gestión (...). El resultado es producto de los efectos contables por la aplicación de las normas IFRS y el proceso de reconocimiento del valor verdadero de los activos. Estamos haciendo una auditoría para generar los valores reales y los ajustes de esos valores se reflejan en los resultados”, explicó. Por este motivo, consideró que la situación de la firma no inquieta. 

En sus estados financieros, Enami explica que se encuentra desarrollando un programa detallado de inventario físico y de revisión de los registros auxiliares asociados a propiedad, planta y equipo. “Se espera que en 2012 ese proceso esté concluido y los eventuales efectos sean recogidos en los estados financieros del año”, dijo la compañía. 

El vicepresidente ejecutivo de Enami, Eugenio Cantuarias, afirma que las pérdidas responden a una abultada cartera de pasivos de corto plazo y ajustes contables a las normas IFRS, que significaron un sinceramiento de los inventarios. Agrega que para revertir las pérdidas concretarán una reestructuración de los pasivos, por US$ 250 millones, a través de la colocación de un bono o de créditos bancarios. Así reemplazarán las deudas que tiene Enami de corto plazo. El objetivo es culminar 2012 con un balance positivo. 

Wagner indicó que el directorio de la minera ha seguido de cerca la operación de la compañía. “Claramente, a nosotros no nos gusta que esta situación se produzca”, dijo. Pero enfatizó que un punto a destacar es que el Ebitda de Enami es positivo. 

Un punto que destacó Wagner para explicar también el resultado del ejercicio fue el fuerte crecimiento en las compras que tuvo la estatal durante los últimos años. “La Enami creció 60% en sus compras, se pasó de 3,7 millones de toneladas en 2009 a seis millones de toneladas de mineral que se proyectan en 2012. Y ese crecimiento se tuvo que afrontar con la misma infraestructura”. 

Los trabajadores acusan una mala gestión, que se suma al mayor endeudamiento. Explican que la deuda por unos US$ 232 millones implica un aumento de US$ 26 millones, versus el 2010. “Esto no resulta compatible con que las existencias de mineral y productos mineros bajaron US$ 85 millones en igual período. Esta rebaja debería haber producido una menor deuda bancaria”, indican. 

En un reportaje que publicó Qué Pasa Minería, el vicepresidente ejecutivo Eugenio Cantuarias explicó que ya tienen claros los cuellos de botella y que se encuentran delineando un plan estratégico, que buscará dar salida a distintos factores críticos que enfrenta la compañía desde hace varios años.

La Tercera
Portal Minero