Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Entre las materias pendientes se encuentran un proyecto de ley en el Congreso y medidas del gobierno.

24 de Mayo de 2012.- Acelerar las medidas e incentivos para facilitar la generación de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) en el país, es un requisito que los expertos del sector están viendo con urgencia para materializar proyectos de energía eólica, solar, biomasa, geotérmica, o mareomotriz. 

Por ahora está vigente la ley 20.257 que establece que al 2024 el 10% de la matriz debe corresponder a ERNC. No obstante, el presidente Piñera anunció en su programa de gobierno la intención de acelerar esta meta a un 20% al 2020, pero finalmente fueron senadores de todos los colores políticos, entre ellos, Jaime Orpis (UDI) e Isabel Allende (PS) quienes presentaron en 2010 la propuesta conocida como Ley 20/20, que además de proponer que el 20% de la matriz al 2020 corresponda a ERNC, establece mecanismos de licitaciones públicas bianuales para inyectar energía, entre otros temas. 

Si bien el Ministerio de Energía ha manifestado la intención de hacer indicaciones, aún no se pronuncia. Una situación, que Alfredo Solar, presidente de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera) considera preocupante. 

"El gobierno no puede darse el lujo de observar por más de un año y medio como lo ha hecho el proceso legislativo que ha impulsado el Senado, sin pronunciarse, sin mandar indicaciones y sin patrocinar definitivamente este proyecto aprobado por unanimidad en la sala del Senado", indica.Agrega que "se debe aprobar de una vez la ley para aumentar la oferta de energía competitiva en Chile. Las ERNC tienen un problema de financiamiento ya que no cuentan con estabilidad de ingresos en el largo plazo y esto es precisamente lo que el proyecto de ley 20/20 pretende resolver", asegura Solar. 

?Apurar el paso ?

No obstante, el gobierno dio un gran paso en febrero pasado al lanzar la Estrategia Nacional de Energía (ENE) (2012-2020) para fomentar las ERNC, la hidroelectricidad y la eficiencia energética. En ella, se estableció un mecanismo de licitación para incentivar su desarrollo, instrumentos de cobertura, seguros, nuevas líneas de crédito, entre otras materias. Iniciativas que según comentaron desde la cartera de Estado hace algunas semanas, serían impulsadas a más tardar en junio. 

El presidente del Consejo Internacional de Grandes Redes Eléctricas (Cigré), Eduardo Andrade, considera que los incentivos deberían apuntar a que los proyectos tengan "seguridad en cuanto a una retribución de la energía que inyectan. Estos funcionan mucho sobre la base de tener compromisos de compra de energía para poder financiarlo, pero al ser un poco aleatoria los grandes usuarios en general prefieren contratar una que puede ser, eventualmente, menos limpia, pero sí más segura".

Si bien, todos concuerdan en que es necesario apurar el paso, en el sector coinciden que es poco probable que se alcance la meta del 20/20, principalmente por la lentitud en la aprobación y porque habría que incorporar al menos "500 MW sólo de ERNC al año", asegura Sebastián Bernestein, socio director de Synex e integrante de la Comisión Asesora para el Desarrollo Eléctrico (Cade).?

Visión país?

Pero no todos consideran necesario una nueva ley. Alejandro Jadresic, decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez indica que la actual ley e incentivos que existen sí están dando resultados. "Hay más de 3.000 megawatt aprobados, por lo que hay que esperar que los proyectos se vayan cristalizando este año y el próximo", comenta, aunque reconoce que esto no quita que queden cosas por hacer, y menciona como una buena instancia el ayudar a organizar "a operadores de ERNC para que puedan de manera conjunta desarrollar líneas de transmisión". En general, explica, la ENE está entregando una visión país de lo que se necesita, "ahora hay que traducirlas a medidas concretas". 

DF
Portal Minero