Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Honduras

Dos compañías metálicas cancelaron unos 20 millones de lempiras y faltan cuatro más que honren sus deudas con el fisco

11 de Junio de 2012.- Las compañías mineras han comenzado a pagar los millonarios impuestos que evadieron por uso irregular de dispensas tras perder la batalla legal por evitar cancelar esos tributos.

La minera Entremares pagó a la Tesorería General de la República 19.6 millones de lempiras, según un boletín de pago de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI).

De igual manera, la sociedad Eurocanteras, canceló 166 mil lempiras, que consta en el recibo de pago con registro 30207 de la Procuraduría General de la República (PGR).

Estas dos empresas forman parte de las seis mineras que recibieron entre todas 84 dispensas entre 2006 y 2007 para no pagar impuestos por importación de maquinaria y otros productos. La evasión superó los 70 millones de lempiras.

Hay otras cuatro mineras que todavía están pendientes de honrar sus deudas con el fisco.

EL HERALDO denunció la irregularidad de que las mineras se negaban a aceptar y se aferraban a la dispensa.

Así evadieron

Las empresas de extracción metálica invocaron las dispensas porque solicitaron la aplicación del artículo 74 de la Ley de Minería para que la Secretaría de Finanzas les extendiera dispensas a fin de no cancelar el tributo.

Esa ley indica que todo equipo utilizado para el desarrollo eficiente de las operaciones mineras puede ingresar al país sin el pago de impuestos y otros derechos aduaneros durante la vigencia de la concesión.

No obstante, el 4 de octubre de 2006, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró inconstitucional 13 artículos de esa ley, incluyendo el 74, que permitía la emisión de la dispensa.

La Procuraduría General de la República emitió dictámenes contra esas dispensas y ordenó que las mineras pagaran las especies fiscales.

Acto seguido, esta entidad presentó una demanda judicial para que se emitiera un fallo para se resarciera el daño y el Poder Judicial falló a favor del Estado. Fue así que a las mineras se les sentenció a pagar los tributos.

El Heraldo de Honduras
Portal Minero