Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Lluvias y deshielos bajo lo esperado y atrasos en centrales impactarían los costos marginales.

27 de Septiembre de 2012.- Las lluvias invernales no alcanzaron para mejorar el panorama energético. Y para el próximo año se espera que los costos marginales del Sistema Interconectado Central (SIC) sigan altos.

Según estimaciones de la Comisión Nacional de Energía (CNE) en el informe preliminar de precios nudo de octubre (que fue entregado a las eléctricas hace 10 días), el costo marginal el SIC tendrá un incremento de 24,9% respecto de su estimación de abril.

Así, entre enero y diciembre del próximo año el costo marginal -lo que pagan las empresas por comprar energía en el mercado spot- promediaría US$ 101,7 por MW, frente a los US$ 81,38 previstos en abril. El informe de precio nudo se realiza dos veces al año y contiene estimaciones de mercado sobre precios de combustible, costo marginal, precios de la electricidad, cronograma de construcción y entrada en operación de obras en generación y transmisión, entre otras variables. Según la CNE, el costo de la energía tendrá una fuerte subida entre enero y mayo de 2013, con precios de US$ 118 a US$ 167 por MW, para luego bajar.

En todo caso, las estimaciones de la CNE son conservadoras respecto de los precios que del mercado. Actualmente, el costo marginal está en torno a US$ 170 por MW. La consultora eléctrica María Isabel González explica que esto sucede porque “la CNE toma hidrologías medias, que no siempre se dan. La CNE está obligada a tomar el escenario óptimo, en el que las centrales entran los periodos que han declarado, salvo que informen antes que empiece este proceso. Los costos marginales de la CNE son sistemáticamente menores que los reales porque trabaja sobre un escenario ideal”.

Expertos atribuyen el incremento en las estimaciones de precio a dos factores: hidrología y demoras en la entrada de nuevas centrales al sistema.

Ramón Galaz, gerente general de Valgesta, señala que la hidrología en 2012 fue menor a lo esperado, con menos lluvias, y por lo tanto, con menor acumulación de nieve para el periodo de deshielo.

“Se esperaba que el año hidrológico se normalizara y eso no sucedió. Seguimos con déficit en todos los embalses. Esta condición puede estar influyendo en el aumento en los costos marginales y en la generación, donde se produjeron algunos atrasos”, dijo Galaz.

La situación no cambiaría en el corto plazo. Según el informe del CDEC-SIC sobre deshielos, de comienzos de septiembre, “en la mayoría de las cuencas en estudio se ha observado un déficit de precipitaciones y de la nieve acumulada, lo que ha incidido en los resultados del análisis, pronosticándose en la mayoría de los puntos volúmenes de deshielo con probabilidades de entre 76% y 90%”.

La CNE también actualizó sus estimaciones de crecimiento de demanda por energía: 6,4% en 2012 y de 6,2% en 2013, con un fuerte acento en el incremento por parte de los clientes libres, lo que crecerán a tasas por sobre 7,5%.

Respecto del precio de insumos, el carbón estára en torno a US$ 94 por tonelada en 2012 y 2013, para subir a US$ 105 en 2014. El caso GNL se ubicaría en US$ 7,6 por millón de BTU hasta 2015.

El crudo promediaría US$ 100 por barril en 2012 y 2013, para bajar a US$ 96 en 2014 y 2015.

LTOL
Portal Minero